Expectativa de baja de tasas disparó a Wall Street

Reaparecieron ayer los compradores en la Bolsa neoyorquina, pese a que se siguen conociendo datos negativos sobre la economía estadounidense. El Dow Jones tuvo una suba cercana a 11% y arrastró a casi todas las Bolsas del mundo: San Pablo trepó más de 13% y hasta en Buenos Aires las acciones líderes crecieron 6,5%.
Hay fuerte expectativa entre los inversores por la baja de tasas que definirá hoy la Reserva Federal. Sería de medio punto y las dejaría en 1%, pero no se descarta que el recorte llegue a tres cuartos de punto. Los bancos centrales del mundo están dispuestos a utilizar todos los recursos para que la recesión que se avecina sea lo menos profunda posible. Esta es inevitable, pero la gran inyección de liquidez y una agresiva baja de tasas deberían ayudar para que la recuperación sea más rápida. De cualquier forma, nada es muy seguro hoy para los inversores: un día aprovechan los precios muy baratos de las acciones y al otro salen desesperados a tomar ganancias. En el mercado hay oportunidades, pero esto queda reservado para los que salieron relativamente bien parados de los derrumbes de las últimas semanas.

Los operadores en Nueva York estuvieron más contentos ayer, pero igualmente preocupados por informarse y saber qué depara el futuro sobre la crisis.

Tras varias jornadas de incertidumbre, Wall Street logró ayer una espectacular recuperación: el índice Dow Jones cerró con suba de 10,88%, mientras que el tecnológico NASDAQ lo hizo 9,53% y el Standard & Poor's 500 10,79%. En Asia y en Europa -Alemania en particular-, también se observó un proceso positivo, con repunte masivo de las Bolsas.

El salto -de 889,35 puntos en el caso del Dow Jones-fue la reacción por la expectativa respecto del recorte de las tasas de interés -actualmente en 1,5%- que aplicará hoy la Reserva Federal (Fed) estadounidense. El Banco Central Europeo prepara una medida similar, lo cual impulsó a las Bolsas del Viejo Continente. Otro dato políticoeconómico positivo que ayudó al impulso fue el anuncio hecho ayer por el Departamento del Tesoro estadounidense, que comenzó a entregar los u$s 125.000 millones destinados a recapitalizar a los nueve mayores bancos del país.

Lo de ayer, se trató de la segunda mayor suba registrada por el principal indicador de Wall Street en su historia, por detrás de la lograda hace tan sólo quince días, cuando cerró con alza de 936,42 puntos (11,08%).

La euforia en la plaza financiera neoyorquina ni siquiera pudo ser frenada por la caída de la confianza de los consumidores, que elabora la privada The Conference Board, cuyo índice de octubre se desplomó al más bajo de los últimos 40 años, con una caída a 38 puntos, desde los 61 que había arrojado la última medición.

El resultado positivo contó con la colaboración de un modesto volumen de negocios y la escasez de inversores dispuestos a malvender sus acciones. En la última hora de contrataciones el proceso se aceleró y el Dow Jones pasó de avanzar 6% a cerrar una sesión que se quedó muy cerca de convertirse en histórica. A las 15, el Dow marcaba una ganancia de 456 puntos, pero una hora después llegó a tocar un crecimiento máximo de 906,31.

Se trata de la quinta suba de octubre, un mes marcado por las caídas, que permite al Dow Jones recuperar la barrera de los 9.000 puntos perdida hace una semana. Ayer concluyó en 9.065,12.

Aun así, algunos analistas no se animaron a tomar el alza como una señal de salud del sistema. «Pienso que un poco del miedo está siendo reemplazado por avaricia en este punto», señaló un analista de Fort Pitt Capital Grup, que estimó que «no hay grandes noticias».

Entre las empresas que lideraron la suba en Wall Street se encuentran Alcoa, con aumento de 19,25%; Verizon Communications (14,63%); Exxon Mobil y Chevron (en torno a 13%). Por su parte, JP Morgan Chase trepó 10,6%.

Al otro lado del Océano Atlántico, las Bolsas también subieron: en Londres, el FTSE lo hizo 1,92%; y el CAC de París, 1,55%; mientras que Madrid cerró con un descenso de 1,3%.

La Bolsa de Francfort fue la que mejor desempeño mostró, con crecimiento de 11,28% para el DAX, motivada por el plan de rescate del gobierno de ese país.

Horas antes, Asia también había tenido una sesión de ganancias: el Nikkei de Tokio subió 6,41% -el lunes se había hundido a su mínimo en 26 años-; Hong Kong lo hizo 14,35% -la mayor ganancia en 11 años-; y Shanghai, 2,81%.

Comentá la nota