El éxodo turístico triplicó las salidas en la Terminal

La Terminal de Omnibus Mariano Moreno volvió a convertirse en el típico hervidero de fin de año.
Sólo que esta vez el incesante éxodo de turistas a la costa atlántica, Córdoba y Brasil comenzó antes, con refuerzos en los micros desde la noche del 30 de diciembre, y continuará con el agregado de adicionales al menos hasta el domingo. Como suele ocurrir por tradición, Mar del Plata fue la elegida por las familias, mientras que Villa Gesell es "el" lugar para los jóvenes y adolescentes con mochilas al hombro.

Si alguien pensó en resolver sus vacaciones a último momento le será casi imposible conseguir una butaca en un coche de larga distancia. Todas las boleterías de las principales empresas de transporte reflejaban una postal similar. Chevallier puso refuerzos durante casi toda la jornada con adicionales a Mar del Plata a las 22.30 y 22.35. La situación se repitió en las ventanillas de Empresa Argentina. Para la provincia mediterránea ocurrió lo mismo. Hacia Capilla del Monte y La Falda se agregaron coches a la medianoche y la madrugada de hoy, como ya había ocurrido el 30 de diciembre, con siete refuerzos.

Flecha Bus agregó también servicios adicionales: se sumaron seis a los dos habituales que viajan a la Perla del Atlántico y 13 coches extras a los 15 previstos para Villa Gesell. El penúltimo día de 2009 también tuvo nueve refuerzos a la costa.

A Brasil. Los destinos que marcaron una tendencia acentuada respecto del año pasado fueron Florianópolis y Camboriú, los dos balnearios más elegidos por los rosarinos para vacacionar en Brasil. Si normalmente sale desde la terminal un coche por día, ayer salieron tres a full. Hoy habrá otros cuatro y el domingo seis. La desesperación de muchos llevó a hacer conexiones con Retiro para llegar a la costa. Por eso, la empresa El Rosarino tuvo todas las butacas ocupadas y Empresa Argentina puso nueve refuerzos.

Comentá la nota