Exitosa puesta de la delegación oficial de Santa Fe en el festival de Cosquín

Exitosa puesta de la delegación oficial de Santa Fe en el festival de Cosquín

El templo del folclore. El espectáculo, que en esta edición fue un homenaje al trabajo, a la inmigración y a los pueblos originarios, recibió una ovación.

La provincia de Santa Fe se hizo presente en el mayor festival de folclore del país con una delegación de lujo que fue ovacionada por el público. La producción del espectáculo que arrolló en Cosquín estuvo a cargo de la Secretaría de Programación Sociocultural y Educativa del ministerio de Innovación y Cultura.

La presentación de este año fue un homenaje al trabajo, destacando a los pueblos originarios, "a nuestros abuelos gringos y a los santafesinos que desde los oficios rurales hasta los industriales, han construido la Santa Fe de nuestros días", se encargaron de destacar los organizadores.

La ministra de Innovación y Cultura, "Chiqui" González, en el encuentro con la prensa que tuvo lugar antes de la presentación, fue vocera de la emoción que ya embargaba en esos momentos a toda la delegación oficial que palpitaba la pronta llegada al escenario: "La provincia de Santa Fe viene un año más a Cosquín con una delegación que ha trabajado muchísimo. Hemos venido con una propuesta conceptual que ya se ha transformado en una política de estado en donde el ciudadano es el protagonista. Con el programa «Querer, creer, crear» que recorre toda la provincia, hemos representado la diversidad de Santa Fe en todas sus culturas y todos sus géneros musicales".

Ejemplo de unión. Y agregó que "esta delegación es un ejemplo de unión e integración. Esta delegación, integrada por gente de variadas edades y de diferentes lugares, permite reafirmar que todos tenemos creatividad y que si nos ayudan y enseñan, nuestra creatividad se convierte en convivencia, en esperanza para poder hacer lo que realmente se desea, que en este caso es bailarle y cantarle a nuestra tierra santafesina".

Asimismo el secretario de Programación Sociocultural y Educativa del ministerio, Alejandro Tejeda, compartió con la ministra el entusiasmo por todo el trabajo y camino recorrido con la delegación de Santa Fe. "Son jóvenes que hoy tienen la posibilidad de pisar un escenario que es una meca para muchos. De establecer lazos, de construir en conjunto, de compartir, de aprender y de disfrutarlo", señaló sobre los artistas que se presentaron en el festival cordobés.

En la quincuagésima quinta edición del Festival de Cosquín, el ministerio cultural encomendó la dirección musical de la delegación oficial a Claudio Bolzani; Mariano Braun fue el director adjunto. José Diego García y Maria Inés Vitazi estuvieron a cargo de la dirección de danza y coreografía, Ramiro Sorrequieta en vestuario y maquillaje, Ariel Papich en video y animación. La puesta en escena estuvo a cargo de Enrique Gabenara, mientras que Marcelo Nocetti fue el responsable de la coordinación general.

"Chiqui" González destacó la diversidad cultural de Santa Fe y la decisión política de volver a tener una representación oficial en el evento. Haciendo un repaso de los contenidos artísticos de años anteriores, la ministra aprovechó además para resaltar que fue Hermes Binner el impulsor del regreso de Santa Fe al escenario de Cosquín.

Binner, de campaña en el valle de Punilla, estuvo presente en la sala de conferencias sentado en primera fila junto a la intendenta de la ciudad serrana y luego fue recibido en el palco oficial.

El criterio de selección de músicos y cantores fue tener en cuenta edades diversas, además de la calidad del trabajo, explicó Claudio Bolzani. "Ibamos viendo a los bailarines pensándolos para estas cinco canciones sin que ellos lo supieran", remarcó luego Diego García, encargado de seleccionar los bailarines y de diseñar las coreografías.

En horario central, los músicos, cantantes y bailarines surgidos del proyecto "Querer, creer, crear" hicieron su ingreso al escenario Atahualpa Yupanqui de Cosquín, ante una multitud entusiasta.

La cálida recepción a los artistas demostraba una fuerte presencia de público proveniente de pueblos y ciudades santafesinas. En el inicio de la muestra, la voz en off de Patricia Dibert, relataba aspectos de los orígenes y características históricas de Santa Fe, acompañando las imágenes animadas que anunciaban el homenaje a quienes haciendo su provincia hicieron su patria.

El rasguido doble "Santa Fe de oro" y la polca "Gringo no te calles todavía", significaron el homenaje a los colonos inmigrantes, destacándose el casildense Federico Reschini como una de las voces solistas.

Adrián Abonizio se sumó al elenco para su canción "Dios y el diablo en el taller", en donde el cantor de Las Parejas Adrián Reinoso fue una de las voces y dos bailarines personificaron e interpretaron la historia que tributa a los oficios industriales.

Julieta Demagistris arrancó luego con "Las dos Juanas", la obra de Chacho Muller que homenajea al oficio docente.

En el final, todas las voces se sumaron para la interpretación de "Antiguo dueño de las flechas", cuyo texto de Félix Luna refiere a los pueblos originarios.

Las coreografías de Diego García y el vestuario diseñado por Ramiro Sorrequieta, además del trabajo musical, fueron de una notable calidad. La delegación recibió una ovación de pie en la despedida. La mayoría de los artistas pisaban por primera vez ese escenario y no ocultaban su emoción.

Como reconocimiento del paso de Santa Fe por el festival, el secretario ejecutivo de la Comisión organizadora Miguel Suárez entregó una plaqueta en el escenario que fue recibida por "Chiqui" González y Alejandro Tejeda.

Luego el presidente de la Federación Gaucha de Santa Fe Roberto Robledo retribuyó con el obsequio a Cosquín de un poncho santafesino. El público santafesino que poblaba la plaza Próspero Molina, hizo sentir su presencia y su pertenencia.

"Habría que preguntarle a la gestión que venga, ojalá entiendan que el «Querer...» es un proyecto de creación colectiva", afirmó en la previa Jorge Zanuzzi, director provincial de programación territorial, sobre la proyección del ensamble. "Vamos a terminarlo con ciento ochenta localidades involucradas", remarcó.

La declaración respondía a la inquietud de mantener la idea para los años siguientes y asegurar la participación de Santa Fe en el mayor festival de música popular de la Argentina.

Coment� la nota