'El éxito o el fracaso de la ley de nocturnidad va a estar en los controles''

El secretario de Gobierno, Vladimir Wuiovich, acordó con la jueza de Faltas María Magdalena Curto para coordinar un plan de acción en conjunto con la policía. La próxima semana se realizará una reunión con los organismos implicados y se invitará a la Cámara de Comercio y a los propietarios de los boliches para que conozcan la normativa.

Wuiovich consideró que para este fin de semana es inviable ponerla en vigencia dado que puede haber desconocimiento de la ley, falta una capacitación del personal municipal y policial que está trabajando en la calle para que tengan bien claro los conceptos y, "por más que se la quiera instrumentar este fin de semana, y en algunos lugares van a intentar hacer algo, va tener funcionamiento pleno a partir del fin de semana que viene". Sostuvo que hay que informar a la gente de qué se trata y no se puede salir a multar comerciantes sin una previa difusión de la ley. Consideró además que si la normativa se aprobó por unanimidad es que se buscó la mejor alternativa.

El secretario de Gobierno manifestó que la clave son los controles. "La ley volcada en un papel puede quedar muy linda pero el éxito o el fracaso de la ley de nocturnidad va a estar en los controles; en la difusión, en la concientización y en los controles". Explicó que para efectuar tantos controles el personal es insuficiente, dado que se debe supervisar el horario de ingreso y egreso y que se cumpla con el horario permitido para la venta de alcohol, tanto en lugares de esparcimiento como en kioscos y despensas.

"Yo creo que es interesante en algunos puntos lo que se está tratando. Lo más difícil me parece que va a ser el horario de ingreso y los controles de los puntos de venta de alcohol. Si todos los municipios trabajan de la misma manera y si la provincia no se queda solamente en la sanción de la ley y hace aportes para los controles en todos lados, creo que a la larga puede llegar a dar resultado, porque esto lleva un cambio cultural. A esta ley le pongo un voto de confianza, siempre y cuando de todos lados los controles estén a la altura de las circunstancias", afirmó el funcionario.

Con respecto al horario de cierre de los boliches la ley establece las 5:30 pero da la posibilidad a los municipios de extenderlo una hora más. En tal sentido Wuiovich manifestó que esto se definirá con los concejales y otros sectores, aunque opinó que sería bueno establecer un horario de invierno y uno de verano.

El secretario de Gobierno consideró que al principio costará mucho adaptarse a los nuevos horarios porque es una cuestión cultural que los chicos vayan a bailar a partir de las 5 y hasta las 7:30 y tener que ingresar a las 2 será un cambio no sencillo. Indicó que le preocupa a dónde van a ir, porque quizás terminan yendo a cualquier lugar en vez de alguno habilitado, lo que complica aún más la tarea de control.

Con respecto a las "previas" expresó que se está trabajando en este tema y que a lo que más apunta la ley provincial es a eliminarlas al adelantar el horario de ingreso. Asimismo consideró que es fundamental la actitud de los padres, porque por lo general se realizan en casas de familia y los mismos padres son los que compran las bebidas alcohólicas para que los chicos tomen. "Por más controles que uno tenga, más campañas que haga y más leyes que sancione, si no buscás la colaboración de la familia es muy difícil de poder solucionarlo", concluyó.

Comentá la nota