El éxito del Pro-Alimentos se debe a "una buena administración" de los recursos".

El gobernador Maurice Closs presidió ayer en el Centro del Conocimiento, en Posadas, el lanzamiento de la segunda etapa del programa "Pro-Alimentos", que destinará unos 30 millones para la ejecución de proyectos productivos.
El mandatario convocó a los productores a presentar sus proyectos para obtener las líneas de financiamiento y explicó que "el tiempo es corto para la presentación de los planes porque se entiende que todo el mundo ya está trabajando en este sentido, que esto está basado en principios solidarios, se busca que reciba beneficio aquel que no recibió, que aquel que tiene una posibilidad de ampliación lo plantee". En ese sentido, resaltó que en la primera etapa se beneficiaron "más de 2 mil productores misioneros, quizás el 10 por ciento de la familia productora, y eso es bueno".

El Gobernador también remarcó que en esta etapa del programa "mucho de los recursos que vamos a volcar a los productores misioneros van a venir del producido de los planes anteriores y esto es sinónimo de esfuerzo compartido, cumplimiento de las obligaciones y, sobre todo, de buena administración de una política de Estado". Closs expresó que la importancia de la producción de alimentos "ha quedado de manifiesto en los últimos tiempos, buscando en primer término el autoabastecimiento, esta soberanía alimentaria y, en segundo término, la posibilidad de exportar al país y al mundo alimentos misioneros". "Lo que parecía un objetivo lejano, hoy es un objetivo alcanzado a pequeña escala", especificó y agregó que "debemos continuar esta política para mejorar la productividad y llegar al mayor número de agricultores". Para finalizar, Closs puntualizó que "el modelo que buscamos es que, además del té, la yerba, los productos tradicionales, en una hectárea el agricultor lleve adelante su huerta o su producción animal aprovechando cada espacio de la chacra".

Cabe señalar que los 30 millones que se invertirán en la segunda etapa del Pro-Alimentos, diez millones se destinarán para el trabajo en producción animal; cinco millones para la producción vegetal; y alrededor de quince millones para fortalecimiento institucional. El año pasado se aprobaron 1.417 proyectos, beneficiando a 2.700 productores misioneros por un monto de 38.600.000 pesos.

Comentá la nota