Existiría un gran malestar por parte del juez Ochoa

Trascendió el malestar por parte del juez Héctor Ochoa a raíz de las declaraciones que realizó una de las hermanas de Oscar Vouillez, quien habrían acusado al magistrado de realizar demoras en la causa. Fuentes del Juzgado, informaron que todas las actuaciones que solicitó la querella fueron acatadas por el Juez y todo eso constaría en la causa
RIO GRANDE.- Luego de que se realizaron diversas acusaciones por parte de la familia Vouillez contra el juez que lleva adelante la causa, el Dr. Héctor Ochoa, sobre que desde el Juzgado demoran las actuaciones y la causa no progresa, se supo de fuentes confiables del Tribunales que esto no sería así.

Además, aseguraron que hasta el momento se realizaron todas las medidas que solicitó la querella, como así también en un principio con el Dr. Jiménez, que era el fiscal interviniente de la causa.

Por otro lado, el inicio de la causa estuvo a cargo del juez Alberto Aragone, quien al no encontrar elementos que determinaran que Vouillez tuvo un desceso violento, en tanto que la autopsia habría demostrado que la víctima presentaba signos de hipotermia, lo que le podría haber provocado la muerte.

Así mismo, se informó que la única persona autorizada para actuar como querellante es la viuda, Ana Zapata, quien no ha presentado las quejas que presentaron las hermanas de la víctima, quienes no actúan en la causa.

Cuando la querella solicitó una nueva autopsia, la misma se realizó y fue filmada, para que la información quedara registrada y documentada, despejando todo tipo de dudas al respecto, según se informó.

Respecto a esta pericia efectuada sobre el cadáver, tampoco surgieron elementos que indiquen, que la muerte de Oscar Voulliez, no halla sido por congelamiento, como así también no se observó la presencia de tóxicos, solo restos de nicotina, ya que la víctima era fumadora.

Los testigos fueron tomados en cuenta

Todos los testigos que presentó la querella, primero debieron ser sometidos a pericias psiquiátricas por parte del Poder Judicial y todos los resultados se encuentran dentro de la causa. Solo uno de ellos no pudo ser tomado en cuenta, debido a que se presentó un testigo presentado por la señora Valdés, quien habría asegurado que esta persona tendría ciertos conocimientos de interés para la causa. A raíz de esto, el fiscal solicita que se le haga un exámen de aptitud por parte del médico psiquiatra forense, Dr. Montero. El 5 de agosto envía un informe sobre el testigo por una inabilitación para prestar declaraciones. A raíz de este hecho, se solicita una junta médica, quien informa que esta persona presenta un trastorno de personalidad, con pensamientos e ideas deliroides acerca de una temática persecutoria y no estima conveniente que asuma una función declaratoria como testigo dadas las adversas circunstancias afectivas que se han agregado. Esto se les hace saber a las partes, tanto al fiscal como a la querella de los resultados de los exámenes.

Por otro lado, se supo que el juez Héctor Ochoa no estaba deacuerdo con las declaraciones realizada por la familia Vouillez, quien se habría sentido imputado ante la sociedad por un delito, el cual no tiene una respuesta. Además el magistrado se habría visto molesto por todo el estado de sospecha que ronda a su alrededor. Esto se debería a las declaraciones, las cuales hasta el momento no se han presentado razones que afirmen el mal desempeño del juez.

Por ahora, desde el Juzgado, se están aguardando que otras medidas solicita la querella para hacer, pero que hasta el momento todo se habría realizado.

Comentá la nota