"La existencia de este fuero es un fracaso de la sociedad"

El fiscal general Fernández Garello dio instrucciones sobre cómo proceder con la implementación del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, que comienza a funcionar en dos días.
A dos días de que se ponga en marcha el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, que instituirá un nuevo procedimiento para juzgar a los menores delincuentes, el fiscal general de cámaras, doctor Fabián Fernández Garello, brindó una charla explicativa e instrucciones a jefes y subjefes de comisarías y organismos policiales descentralizados. Y el funcionario judicial, a la hora de hacer un comentario sobre el nuevo procedimiento para juzgar a los menores delincuentes, enfatizó que "tener un Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil es un fracaso de la sociedad, no un éxito".

El funcionario del Ministerio Público Fiscal se hallaba acompañado de los tres flamantes fiscales de Menores, los doctores Mariana Baqueiro, Walter Martínez Soto y Marcelo Yánez Urrutia, y de los dos más altos jefes de la Policía local, el titular de la Departamental, comisionado Norberto García, y el de la Distrital, inspector y abogado, Gustavo Salvá.

Previo a la disertación, Fernández Garello conversó con el periodismo, desarrollándose el siguiente diálogo:

- ¿Cuál es el motivo de su presencia en la Distrital?

- Vinimos con los tres fiscales de Menores, para darle una charla a la Policía e impartirle las primeras instrucciones para ver cómo manejamos este nuevo desafío que tenemos todos.

- ¿Qué tipo de instrucciones darán a la Policía?

- Lo que más nos preocupa es que el fiscal tiene un plazo muy acotado (apenas 12 horas) para pedir la detención de un menor que es aprehendido por la Policía. Por eso, estas instrucciones son de coordinación, para no salirnos de ese lapso. Así analizaremos cómo es la mejor forma de acelerar la consecución de elementos (pericias, testimonios) que hacen falta para hacer esta solicitud. Hay que considerar que en el caso de los mayores el plazo es de 24 horas, y también, muchas veces no alcanza.

- ¿Qué cambios habrá a partir de la implementación del nuevo procedimiento?

- Ahora habrá un fiscal que acuse y que si tiene que pedir la detención de un menor, la solicite al juez de garantías. Así estaremos colocando el tema del "menor delincuente" (denominación que se le da en los tratados internacionales) en el lugar que corresponde. Claro que sabemos que delinque por distintos factores, muchos de los cuales no le son endilgables al propio menor. Pero frente a lo que estamos viviendo, no queda otro camino que actuar en consecuencia.

- ¿El Centro de Contención de Menores estaría en condiciones de cumplir con este cometido, de alojar a los detenidos?

- Yo creo que con 25 plazas no va a alcanzar. Pero será una cuestión que no corresponde a los fiscales y en gran medida al Poder Ejecutivo.

"Un tema que debe resolver el Poder Ejecutivo"

Después, el doctor Fernández Garello explicó que "al hablar de los menores imputables nos referimos a la franja que va de los 16 a los 18 años de edad. Al resto -es decir, a los menores de 16 años- hay que darle una solución que sabemos a través de programas asistenciales de la provincia, que tendremos que ver cuáles son. Pero ello excede al Poder Judicial. Es un tema que debe resolver el Poder Ejecutivo.

Y añadió que "el sistema a implementar es igual al de mayores. Además de los fiscales y defensores oficiales, hay jueces de garantías. La única diferencia es la forma en que actúan los jueces al momento de realizar los juicios. Pero en la práctica tendrá que haber juicios orales".

Ante otra pregunta, explicó que "los jueces de garantías son los que controlan todo lo que es la etapa preliminar. Por ejemplo, una detención o una orden de allanamiento. Los que sentencian son los jueces de Responsabilidad Penal. Y de acuerdo con la gravedad del delito, se van a constituir tribunales para juzgar a los menores".

Más adelante, Fernández Garello repitió, al responder a un interrogante, una expresión que había empleado en oportunidad de la asunción de los tres fiscales nombrados.

En ese momento, como ahora, enfatizó que "tener un Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil es un fracaso de la sociedad, no un éxito".

- ¿Pero es superador del sistema de Patronato instituido hasta ahora?

- Recalco. Llegar a esta instancia, revela un fracaso. Pero sin duda está más acorde con tratados internacionales. Allí lo que se dice es que el juez debe ser imparcial y tiene que existir un sistema acusatorio. El fiscal es el que acusa, un defensor que defienda y un juez que juzgue. Eso es lo que afirman. Pero pensar un Fuero Penal para Menores es un fracaso.

-¿Igualmente, ahora la contención social del menor no está sólo a cargo de la Justicia, sino que corre por parte del Poder Ejecutivo?

- Claro. La contención social y reeducativa tendrá que desarrollarse a través de programas. Estoy cada vez más convencido que el Estado debería tener programas en los barrios, desde ayudar a una madre que no tiene con quién dejar a los chicos para ir a trabajar, y después se mueren tres hermanitos en una casilla en invierno por un brasero. Ahí empieza la función estatal, y esa es la forma de empezar a combatir el germen de la delincuencia, porque seguramente esos chicos tendrán que quedarse todos los días en la calle.

Comentá la nota