"Existe compromiso y voluntad para intentar solucionar el problema"

"La desgraciada situación no exime a nadie de continuar discutiendo las cuestiones de fondo que dieron origen al conflicto", dijo el ministro provincial de Asuntos Agrarios.
El ministro bonaerense de Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich, aseguró ayer que la Nación, la Provincia y la Municipalidad, así como el Consorcio de Gestión del Puerto y la sociedad en general "debemos comprometernos a resolver el problema, a minimizar la contaminación ambiental y a sanear la ría seriamente, sin otro interés que el bien común para una mejor calidad de vida de los habitantes de Bahía Blanca y la zona".

El funcionario formuló estos conceptos tras los incidentes que se registraron el jueves pasado en la zona portuaria de Ingeniero White, en el que un grupo de manifestantes provocó diversos desmanes en el Consorcio de Gestión del Puerto y oficinas del Senasa y marítimas, como así también el incendio de un rodado y la rotura de otros vehículos.

Como saldo de los incidentes al menos 16 integrantes de la Prefectura Naval Argentina y otros cuatro policías bonaerenses resultaron heridos.

"La desgraciada situación no exime a nadie de continuar discutiendo las cuestiones de fondo que dieron origen al conflicto", sostuvo.

Franetovich agregó que "entiendo que hay que cumplir con el compromiso asumido con los pescadores en la reunión de la que participaron el intendente municipal, la jefatura de Gabinete de Nación y el entonces ministro de Asuntos Agrarios".

Recordó que la semana pasada, el ministerio de Agricultura comunicó que se enviaría un millón de pesos cuyo objetivo era la asistencia social a los trabajadores y que, por cuestiones administrativas, debió ser girado en otros conceptos.

"Esto significó la intención y voluntad de los ministerios de Agricultura y Asuntos Agrarios de cumplir con este acuerdo, porque lo cierto es que la situación de la ría dificulta seriamente la pesca artesanal", opinó.

En tal sentido, señaló que, como criterio de gestión, está decidido a minimizar la contaminación ambiental y acotó que, en el caso de Bahía Blanca, hay una firme decisión del gobernador Daniel Scioli de resolver la cuestión en forma definitiva, empezando por la puesta en funcionamiento de la planta de tratamiento de líquidos cloacales de la tercera cuenca, para la que se invirtieron alrededor de 25 millones de pesos.

También hizo hincapié en las industrias locales. "Paralelamente, vamos a seguir de cerca y controlar la actividad del polo industrial, a fin de minimizar el impacto, sin perjuicio de las facultades que tienen los respectivos actores, de acuerdo con la Ley 12.530, en la que debe intervenir el municipio activamente", expresó Franetovich.

Al respecto, dijo que el flamante titular del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), José Molina, viene realizando la extracción de agua y sedimentos en todos los sectores de la ría.

Reconversión de la flota

En cuanto a la reconversión de la flota, Franetovich reconoció que también fue un compromiso asumido por todos los actores, empresas y Estado, "en tanto y en cuanto se acredite que tienen algún grado de responsabilidad en la contaminación".

Apuntó que de los resultados de los estudios se establecerán responsabilidades "que nadie podrá eludir, para así reconvertir la flota y reparar los daños ocasionados, si así correspondiera".

Santos: "En los incidentes hubo algunos infiltrados"

Pedro Santos, presidente de la Cámara de Pescadores, quien en la mañana de ayer fue liberado por la Prefectura Naval tras haber sido detenido por tomar parte de los violentos hechos que se registraron el jueves pasado, expresó que los dirigentes de la citada entidad no pretenden ser los encargados de repartir entre los trabajadores dinero que llegue en carácter de ayuda social.

"Si el paliativo se quiere dar a través del municipio, de alguna persona o de quien sea, no tenemos problema. Es más, nos hacen un favor, porque nos sacan un tema de la cabeza y matamos todas las habladurías", dijo Santos.

En cuanto a los hechos suscitados el 24, consideró que "no todos los que participaron eran pescadores, ya que hubo algunos infiltrados".

"De los sucesos tomó parte mucha gente de afuera, con capuchas", expresó.

No obstante, Santos dijo no poder precisar "porque no me encontraba allí, en ese momento" los pescadores que cometieron destrozos e incendios en el interior del puerto, que afectaron a la sede del Consorcio de Gestión del Puerto, agencias marítimas y las oficinas del Senasa, entre otras dependencias.

De todas maneras, aseguró que "no fueron los pescadores los que encendieron la mecha".

"Yo le saqué un buzo de la cara a uno, le dije que no era pescador y le pregunté qué estaba haciendo. Después el tipo se nos escapó y salió corriendo. El día anterior, habíamos visto una pila de gente que tampoco tenía que ver con nuestra profesión. Eso sí, en las corridas que se produjeron en las afueras del puerto, eran todos pescadores", expresó.

Eduardo Defilippi, vicepresidente de la Cámara de Pescadores, sostuvo que "el propio presidente del Consorcio de Gestión del Puerto, Jorge Otharán, fue quien solicitó la represión, por lo que no estamos dispuestos a dialogar con él en busca de una solución al conflicto".

"Otharán es un mentiroso, que sigue tapando a las empresas que contaminan. Acá hay problemas políticos y una mano negra creó un problema ajeno a los pescadores. Nos usaron de chivo expiatorio", afirmó, sin dar más detalles.

En tanto, anticipó que desde la Provincia podría llegar la ayuda social para los pescadores que no registran ingresos económicos desde el primer semestre de este año, cuando la captura en el estuario volvió a resultar escasa.

"Después de recibir ese paliativo comenzaremos a trabajar en los cuatro puntos que siempre reclamamos: la definición del grado de contaminación de la ría, la reconversión de la flota para salir a pescar fuera del estuario, la indemnización de los trabajadores que quieren abandonar la actividad y la jubilación de los que tienen la edad suficiente para retirarse", expresó Defilippi.

Para los pescadores, los interlocutores válidos con el gobierno provincial son el ministro de Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich y el director de Pesca, Juan Domingo Novero, quienes, según Defilippi, "estuvieron el sábado en Bahía Blanca preocupados por el estado de los pescadores detenidos".

Bianchettín brindó explicaciones en el CD

El titular de la Policía Distrital, comisario Marcelo Bianchettín, fue recibido ayer por la comisión de Seguridad Pública del Concejo Deliberante.

Según informó el concejal Raúl Woscoff (Integración Ciudadana), presidente de dicha comisión, uno de los objetivos del encuentro fue recabar información respecto de los hechos ocurridos en el puerto.

"Nos comentó que acudieron a pedido de la Prefectura y que hubo entre los manifestantes personas que podrían ser barras bravas de los clubes de fútbol de la localidad, pero asimismo dijo no conocer cómo comenzaron los disturbios", describió Woscoff.

En cuanto a la actitud adoptada por la policía ante los manifestantes, dijo que aún cuenta con información parcial. "Ahora, nos queda dirigirnos a la Prefectura para conocer otras cuestiones", afirmó.

Apoyo gremial

La Agrupación Verde Anusate "Germán Abdala", que forma parte de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), adhirió a "la preocupación de los pescadores artesanales de Ingeniero White por la pérdida de la fuente laboral".

Rosario Di Paolo, delegado gremial, consideró que la cantidad de puestos de trabajo perdidos en Ingeniero White a raíz de las privatizaciones ronda los cuatro mil, "algo que nadie recuerda y menos los legisladores que votaron en detrimento de los trabajadores".

Tras destacar que "la localidad agoniza, tanto por la contaminación de la ría como por el éxodo de sus habitantes", la agrupación hizo hincapié en que "nunca más se reprima a los pescadores de nuestro querido pago chico, Ingeniero White".

Culpas compartidas

El diputado nacional Juan Pedro Tunessi cuestionó tanto al gobierno municipal como al provincial por la "impericia y la falta de idoneidad" con la que actuaron en medio de la protesta de los pescadores artesanales.

El legislador bahiense resaltó que, tras los disturbios del pasado 24 de diciembre, "ni siquiera se avizora que la situación del puerto esté resuelta".

Tunessi opinó que "ni funcionarios municipales ni provinciales lograron encauzar el diálogo en los casi 15 días durante los que se mantuvo la manifestación de los trabajadores de la ría".

Situación normalizada

A partir del mediodía de ayer, la situación en el puerto volvió a normalizarse, luego de que se produjeran los movimientos de barcos que habían sido demorados por el conflicto.

En tanto, la administración del Consorcio de Gestión del Puerto está funcionando, de manera provisoria, en un hotel céntrico, habida cuenta que las instalaciones de la sede, ubicada en jurisdicción portuaria, resultaron seriamente dañadas el pasado jueves.

Comentá la nota