Eximirán de impuestos a los municipales de Sarmiento

Gracias a una novedosa propuesta que impulsó el Poder Ejecutivo, los empleados municipales de Sarmiento serán eximidos del pago de impuestos y tasas, ante la imposibilidad de que les otorgaran un aumento superior al 10%. La idea original establecía la eliminación del impuesto inmobiliario, pero el sindicato pidió que el beneficio se extienda a los servicios de recolección de residuos, barrido y limpieza, cementerio y forestación.
Luego de varias instancias de negociación, en las que se discutió por un incremento salarial finalmente en el transcurso de esta semana se podría alcanzar un acuerdo entre el Sindicato de Empleados Municipales de Sarmiento y el Ejecutivo Municipal.

Si bien el intendente Ricardo Britapaja no desconoció la necesidad de una actualización del salario, también reconoció la nueva situación de las cuentas municipales, refiriéndose a la baja de más de un 40% en los ingresos por regalías y coparticipación federal de impuestos.

Por eso, Britapaja adelantó: "se buscan todas las alternativas con la finalidad de asegurar siempre el pago de sueldos". El miércoles pasado se había realizado un encuentro en el Concejo Deliberante con la presencia de miembros del SOEMS (Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Sarmiento) y autoridades del Ejecutivo, en la que se había detallado sobre los puntos más conflictivos: la zona y los valores no remunerativos.

LA PROPUESTA DEL EJECUTIVO

El martes por la mañana se presentó formalmente a los empleados municipales la propuesta de un incremento salarial del 10% del básico manteniendo los 450 pesos no remunerativos para el personal de planta permanente y de 300 pesos para el personal contratado.

Además, en el punto 5 del documento, el Poder Ejecutivo propuso "eximir de los pagos de impuestos inmobiliario a todos los empleados municipales", a lo que el sindicato requirió también la exención de los pagos de los servicios de recolección de residuos, barrido y limpieza, cementerio y forestación.

Ahora hay que esperar que los municipales se reúnan nuevamente y analicen los pormenores de la propuesta final del Ejecutivo, para luego avanzar con el posible acuerdo.

En el documento original, desde el municipio impulsaron que la junta de calificación del personal, deberá como mínimo reunirse una vez al mes, a los efectos de obtener la recategorización anual 2009 del personal de planta permanente y la incorporación a planta de las vacantes establecidas en la ordenanza 01/09.

En el caso de prosperar esta propuesta, se realizará un acuerdo, el cual será firmado por representantes del SOEM, y Ejecutivo Municipal, y será elevado al Concejo Deliberante para su aprobación.

Incluso, el Ejecutivo se comprometió a iniciar una nueva ronda de negociación con el sindicato en febrero de 2010.

Desde la intendencia sarmientina, explicaron: "los empleados llevaron adelante un reclamo justo, por lo que nosotros desde el Ejecutivo respondimos de la única manera posible que se puede respetar un acuerdo. Hubiese sido irresponsable prometer un dinero que no está ingresando a las arcas municipales".

Comentá la nota