Eximen al banco de pagar Sellos por el contrato renegociado Un legislador opositor objeta el nuevo acuerdo.

El renegociado contrato del Banco del Tucumán, por el cual el Gobierno reconoció una deuda de $ 8,7 millones y triplicó el canon que cobra el agente financiero (ahora es de $ 1,5 millón por mes), no pagará el sellado en la Dirección Provincial de Rentas.
En su artículo 1, el dictamen de la comisión parlamentaria de Hacienda que aprobó la Legislatura en la sesión del jueves (y que es copia del decreto 77/3 del Poder Ejecutivo), fija que el nuevo acuerdo “queda exento del pago de Impuestos de Sellos”.

“Esto es indignante. Asistimos a la derogación de la igualdad ante la ley. A los pequeños comerciantes, Rentas los persigue con una presión tributaria realmente importable. Pero aquí renegociaron un contrato millonario con el banco que el año que viene manejará nada menos que $ 6.200 millones del Presupuesto General de la Provincia; le multiplicaron por tres los honorarios mensuales que venían percibiendo; le pagarán casi $ 9 millones de una deuda desconocida, y como si no bastara, los eximen de pagar de sellos. Es una barbaridad”, repudió el legislador opositor Luis José Bussi.

El referente sostuvo que para actualizar el canon debió realizarse previamente un estudio de costos, y sobre esa base firmar el convenio ahora ratificado. “Cuando Fuerza Republicana asumió el Gobierno en 1995, el Hamilton Bank pretendía cobrar $ 1,7 millón por mes como agente financiero del Estado. Nos opusimos. Y con una investigación seria demostramos que no podían pagarse más de $ 600.000 mensuales. Luego, se cayó esa concesión y, cuando el ex Banco Provincia pasó a manos del Banco Comafí, se fijó el canon en $ 550.000”, recordó.

De igual manera, Bussi (h) manifestó que no debió reconocerse ni un peso de deuda al Banco Macro (administra el Banco del Tucumán) por la pesificación de su contrato. “La ley nacional que dispone la pesificación asimétrica (es la 25.561), y el decreto reglamentario 214/02 establecen que, para la pesificación de obligaciones, como este tipo de contrato de servicios, los montos expresados en dólares deben convertirse en pesos en una relación de ‘1 a 1’. En consecuencia, la deuda de $ 8,7 millones que le reconocieron carece de todo fundamento legal”, concluyó.

Comentá la nota