El PJ exigió "respeto y tolerancia a los empresarios rurales".

Autoridades partidarias, legisladores e intendentes peronistas denunciaron "agresión" e "intimidación" contra los diputados nacionales.
En una conferencia de prensa que se realizó en la sede provincial del partido, la dirigencia justicialista repudió "la agresión e intimidación" que sufrieron algunos de los diputados entrerrianos nacionales que no bajaron al recinto a dar el debate sobre las retenciones. El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Busti, exigió "tolerancia y respeto" a los "empresarios rurales".

Las autoridades del PJ, legisladores e intendentes brindaron esta tarde una conferencia de prensa. El presidente del partido, José Cáceres, explicó que el motivo de la rueda de prensa era: "Poder advertir la preocupación que tenemos desde el PJ por cómo se están desarrollando los acontecimientos vinculados al paro de los empresarios rurales, en el marco de los cortes de rutas que se están haciendo".

En este sentido, repudió la "agresión e intimidación" de la que han sido víctimas algunos legisladores nacionales por parte de los ruralistas.

Luego, tomó el micrófono el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Busti, quien aseguró: "Acá estamos todas las expresiones del peronismo entrerriano, los que votaron a favor y los que votaron en contra de la Resolución 125, pero todos tenemos un denominador común: somos peronistas y tenemos puesto el oído en la problemática de los pequeños y medianos productores".

"Todos queremos una solución para este conflicto, en el marco de la situación fiscal de la Nación y de la crisis internacional en la que estamos inmersos", apuntó. "Desde el peronismo, hacemos un llamado a la tolerancia y al respeto, ya que tanto derecho tiene de reclamar un pequeño o mediano productor, como lo tienen los obreros de la fruta", dijo, en referencia a las agresiones que sufrió por parte de algunos productores el titular del Sindicato de la Fruta de Entre Ríos y Corrientes, Alcides Camejo, según publicó la agencia APF. A Camejo lo definió como "un compañero que hace 25 años que trabaja con la fruta y que fue a pedir que dejen pasar los camiones con mandarinas. No es un patotero y no lo mandó nadie".

Comentá la nota