Le exigieron a Giustozzi que entregue alimentos

Un grupo de organizaciones piqueteras marchó y acampó ayer en el centro de Adrogué con el objetivo de que el intendente de Almirante Brown, Darío Giustozzi, “cumpla”, además, la mejora en el sistema de salud del distrito y la implementación de bolsas de trabajo con vecinos del Partido. De todos modos, no obtuvieron una respuesta concreta de parte de Departamento Ejecutivo.
Un grupo de organizaciones piqueteras marchó y acampó ayer en el centro de Adrogué en reclamo de que el intendente de Almirante Brown, Darío Giustozzi, “cumpla”, entre otros puntos, con la entrega de alimentos frescos para comedores comunitarios, la mejora en el sistema de salud del distrito y la implementación de bolsas de trabajo con vecinos del Partido.

La medida fue llevada a cabo por el Polo Obrero, el Partido Obrero, el Círculo Socialista Independiente, el movimiento Resistencia y Unidad Popular (RUP), el Movimiento Independiente de Desocupados Organizados (MIDO) y la Unión de Trabajadores en Lucha (UTL).

Pasadas las 10:00, los manifestantes comenzaron a concentrarse en las inmediaciones de la estación de ferrocarril para dar comienzo a una jornada que calificaron como “positiva desde el punto de vista político”.

Con las clásicas banderas rojas y negras, con estandartes del Che Guevara, y los típicos bombos y redoblantes, la columna poco a poco fue nutriéndose en la esquina de Somellera y Mitre.

Mientras dos policías motorizados observaban cómo algunos manifestantes encapuchados iban armando una perfecta formación, las críticas a Giustozzi comenzaron a diseminarse a través de los altoparlantes.

“El Intendente inició su gestión reprimiendo a los trabajadores municipales y hoy continúa reprimiendo a los vecinos de Villa París que fueron desalojados en un día de muchísimo calor. Giustozzi está a las puertas de un nuevo impuestazo y lo negocia con la patronal del Parque Industrial que no va a sentir el impacto como lo sentirán los vecinos”, incitaban desde el megáfono.

Luego, la columna avanzó por Esteban Adrogué hasta la esquina de la avenida Espora, y tras en un rápido movimiento, algunos protestantes bloquearon las arterias de alrededor. En tanto, las familias que integraban la protesta comenzaron a acampar en la plazoleta frente al Colegio Nacional, lugar en donde está emplazado el busto homenaje a Adrogué.

En ese marco, Cecilia García, del Partido Obrero, aseguró que Giustozzi “prometió ayuda para 40 comedores comunitarios cuando en realidad eso no alcanza para nada” y remarcó la protesta alcanzaba también a “la pésima situación sanitaria” del distrito.

“El 20 de octubre nos entrevistamos con el Intendente y firmó un acuerdo en el que se comprometía a dar 50 puestos de trabajo para profesionales paramédicos y personal de mantenimiento. Se comprometió también a otorgar el 40 por ciento de los lugares de la obra pública a personas del distrito y a la puesta en marcha de emprendimientos productivos”, criticó.

No obstante, las críticas también alcanzaron al Gobierno nacional conducido por la presidenta Cristina Fernández.

“Los intendentes son los que se presentaron como renovadores pero no han dado ninguna solución. Ninguno de los reclamos está satisfecho. La política de Giustozzi es la misma que la de Cristina, salva a las grandes empresas metiendo la mano en las AFJP”, atacó García.

En tanto, según José Rodríguez, del MIDO, Giustozzi “no cumplió absolutamente nada”

“Estamos peleando desde el 11 de septiembre. Queremos solucionar el tema de vivienda, y alimentación en el distrito pero el Intendente hace oídos sordos a los reclamos. Firmó un acta, nos pidió documentación, se la trajimos pero no hay respuestas”, bramó.

Con algunas escaramuzas con colectiveros o transeúntes la protesta continuó en las horas de la calurosa siesta de ayer hasta que finalmente un grupo de representantes se reunió con parte del Departamento Ejecutivo.

De todos modos, el cónclave con los funcionarios que hicieron de intermediaros de Giustozzi, la secretaria de Desarrollo Social, Ana Geneira, el secretario General de Gobierno del municipio, José Fernández, y el subsecretario de Derechos Humanos, Roberto Cristófano, no redundó en una solución concreta para los manifestantes.

Según explicó Vilma Bagnalasta, del PO, “se presentaron los reclamos pero ellos se excusaron en que no encontraban los papeles correspondientes y quedaron en contestar mañana (por hoy)”.

“Es poco serio, pero logramos hacerles decir que administran la miseria que le da el Gobierno. Generamos un hecho político importante y si no tenemos una respuesta positiva, vamos a seguir con las mismas medidas”, concluyó.

Comentá la nota