EXIGÍAN LUZ Y AGUA En Camino de Cintura el tránsito también estuvo colapsado

El reclamo por la conexión de luz y agua de los vecinos del barrio Sarmiento, en Esteban Echeverría, se trasladó a Camino de Cintura, lo que generó caos vehicular durante más de 3 horas. Durante la hora pico, la fila de automóviles, colectivos y camiones se extendió por más de 2 kilómetros, en ambos sentidos. "Hace un año que formamos el barrio y todavía no tenemos servicios", denunciaron los manifestantes.

Los vecinos del barrio Sarmiento, en Esteban Echeverría, cortaron ambas manos de Camino de Cintura durante más de 3 horas para reclamar la conexión de luz y agua en el predio. La medida de fuerza generó graves trastornos en el tránsito y cientos de conductores debieron tomar arterias alternativas para llegar a destino.

Durante la hora pico, la fila de automóviles, colectivos y camiones se extendió por más de 2 kilómetros.

Según indicaron los manifestantes, en diálogo con Info Región, la "Cámara de diputados y la Secretaría de Tierras y Viviendas de la Nación" evalúan la expropiación del terreno, pero agregaron que "hace un año" que esperan "la instalación de los servicios básicos".

"Hace un año que fundamos el barrio, hicimos todos los reclamos necesarios, pero nadie nos dio una solución. Nos sentimos discriminados por las autoridades y no encontramos otra manera de hacer oír nuestro reclamo. Lamentamos haberle ocasionado problemas a los vecinos, pero la realidad es que no podemos vivir en esas condiciones", manifestó Guido Fernández, delegado del asentamiento.

El enojo de los residentes comenzó luego de que empleados de Edesur cortaran los cables que estaban conectados de forma ilegal en los postes de luz cercanos. A raíz de ello, más de 600 familias quedaron sin la prestación.

"De ninguna manera queremos que nos regalen nada, simplemente deseamos ser reconocidos como un barrio establecido para que Edesur nos conecte el servicio y abonar la electricidad que consumimos. El martes a la tarde, empleados de la empresa cortaron todos los cables que nos unían a los postes y el terreno quedó a oscuras. En el lugar hay chicos enfermos y mujeres embarazadas que no pueden estar sin luz", sentenció Fernández, en diálogo con Info Región.

Además, expresaron la necesidad de reunirse con el intendente, Fernando Gray y señalaron que "hasta el momento" no fueron "recibidos".

"En la Municipalidad nos cerraron las puertas y jamás fuimos recibidos. Hicimos un pedido de reunión firmado por todos los vecinos y lo entregamos el 13 de enero, pero nadie nos supo dar una respuesta", denunciaron.

Por otro lado, adelantaron que podrían volver a cortar el tránsito si no reciben una solución en los próximos días.

"Estaremos reunidos en asamblea permanente y si no obtenemos ninguna solución volveremos a cortar", advirtieron.

La protesta provocó malestar entre los cientos de conductores que quedaron varados en la vía rápida. El acceso a la zona sur se vio obstruido porque además hubo cortes en la autopista de Camino Negro por un reclamo similiar, lo que afectó seriamente la circulación.

"No pueden cortar tanto tiempo un camino que es esencial para llegar a Capital Federal, o para volver de la Ciudad. Camino Negro también está cortado y no sé cómo voy a regresar a mi casa. Es un desastre lo que ocurre y una vez por semana termino llegando tarde a todos lados por las protestas", afirmó enojado Gonzalo Jáuregui, abordo de su auto.

Comentá la nota