Exigen explicaciones por una obra frenada en Gualeguaychú.

El diputado Benedettti denunció que el gobierno dio marcha atrás con el proyecto de tratamiento de efluentes industriales en el parque industrial de la ciudad del sur entrerriano.
El diputado provincial Jaime Pedro Benedetti (UCR-Gualeguaychú) elaboró un pedido de informes, que presentará formalmente al término del receso de la Cámara baja, para conocer cuál es el real estado de avance del proyecto de relocalización y ampliación de la planta de tratamiento de efluentes del Parque Industrial Gualeguaychú; ya que según él manifestó, el gobierno provincial dio “marcha atrás” con el mismo.

Según detalló el legislador, los antecedentes de la obra se remontan al año 2004, cuando él presidía la Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú. En entonces vicegobernador Guillermo Guastavino y el entonces diputado Juan José Bahillo, y otros funcionarios, recibieron la inquietud de las autoridades de la Corporación en una audiencia en Casa de Gobierno, en la que se les impuso de la necesidad urgente de lograr una mayor capacidad de recepción y tratamiento de los efluentes líquidos provenientes del emprendimiento industrial y se decidió una línea de trabajo que permitiera la concreción del proyecto.

Entre febrero de 2005 y el curso de 2006 se verificaron “importantes avances”, reconoció Benedetti: el gobierno comprometió el financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI) para la formulación del proyecto, se realizaron numerosas reuniones de trabajo técnicas, se adjudicó a la consultora MAK de Paraná el estudio del proyecto y otras tareas.

En 2007 –citó el diputado– el gobierno provincial comprometió el apoyo de la Secretaría de Ambiente de la Nación y el financiamiento de la obra; el 18 de diciembre el gobernador Sergio Urribarri firmó con Romina Picolotti un convenio que completaba un plan integral para la planta por un monto de 15 millones de pesos.

En marzo de 2008 se presentó el pliego licitatorio de la obra y en julio se informó desde la Nación que el gobierno de Entre Ríos debía “indefectiblemente” licitar en setiembre las obras.

“Sin embargo, en noviembre de 2008, en la sede Corporación el secretario de Medio Ambiente de la Provincia, acompañado por el intendente de la ciudad, informaron que los fondos asignados se utilizaron para otra obra, que el proyecto de la consultora MAK quedaba descartado y que se procedería a realizar un nuevo estudio”.

Para el diputado Benedetti, “resulta inadmisible que luego de cuatro años de reuniones, estudios y promesas, se anule todo lo realizado y que se deseche un proyecto que, dividido en dos partes, mereció la revisión y posterior aprobación de técnicos y funcionarios del CFI con participación de profesionales de la ciudad de Gualeguaychú, y resulta inexplicable la decisión de dar marcha atrás cuando la obra figura en el Presupuesto Provincial para el año 2009”.

Comentá la nota