Exigen cumplir convenio

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) reclama que el intendente Miguel Isa cumpla con el convenio colectivo acordado para el sector.
A raíz de estas exigencias, la municipalidad de Salta y ATE están en un proceso de conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo. Los municipales piden que la patronal pague una deuda derivada de una asignación extraordinaria aprobada por el decreto provincial 3718/08, que reconozca la antigüedad por encima de los 35 años y dé participación a los empleados en las cuestiones que les afecten.

El vocal primero del consejo directivo provincial de ATE, Marcelo Tolaba, indicó que el decreto 3718/08 dispone que a partir del 1 de agosto de 2008 la administración pública provincial y las municipales pagarán una asignación extraordinaria de carácter alimentario de 110 pesos mensuales. Pero en la municipalidad se empezó a abonar recién a partir del 1 de diciembre. "Lo de antes no lo quiere reconocer. Es una deuda que existe porque en todos los municipios se paga", afirmó. Según explicó, la deuda por empleado es de 440 pesos. En la municipalidad capitalina hay unos 3.100 trabajadores.

Comentá la nota