La SIP exhortó al Gobierno a que "cese su hostigamiento a la prensa"

La SIP exhortó al Gobierno a que
Preocupación por el "agravamiento del clima oficial hacia la libertad de prensa".
En una dura resolución, que es casi una virtual condena, la Sociedad Interamericana de prensa exhortó al Gobierno de Cristina Fernández "y a los referentes del partido oficialista de la Argentina" a que revisen sus conductas y "a cesar en esta escalada de hostigamiento a la prensa y a ratificar de este modo su compromiso con la plena vigencia de la libertad de expresión en el país".

La crítica resolución conocida ayer en Asunción, donde sesionó la Reunión de Medio Tiempo de la entidad, se refirió también a "iniciativas planteadas con espíritu de confrontación", en referencia a los eventuales cambios previstos en una nueva Ley de Radiodifusión.

La SIP también alertó sobre la "asignación de publicidad oficial, la cooptación indirecta de medios privados a través de empresas afines al poder o la manipulación informativa de noticias e imágenes que se observa en los medios públicos".

El fuerte lenguaje usado por la SIP en la redacción del capítulo referido a la Argentina refleja la puja que los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner mantuvieron y mantienen con la prensa.

La resolución de la SIP afirma en sus considerandos que la libertad de prensa en el país se ve "amenazada de modo creciente por el poder político, a través de hechos de intimidación y agresión dirigidos contra periodistas y medios de comunicación".

A esa violencia verbal, afirma la SIP se le sumaron en los últimos meses "ataques alimentados o tolerados por las autoridades, entre los que se destaca el bloqueo de las plantas de impresión y distribución de los principales diarios y revistas por parte del Sindicato de Camioneros, aliado del partido gobernante", en referencia al gremio que responde a Hugo Moyano.

El Gobierno, afirma la entidad "ha redoblado la promoción de iniciativas legislativas, planteadas con espíritu de confrontación, que podrían conducir a fragmentar y debilitar, en la actual coyuntura política y económica, el espacio de los medios de comunicación independientes".

Esas iniciativas "parecen esgrimirse como mecanismos de presión que buscan intimidar y condicionar la tarea periodística", en lugar de promover "un debate abierto y transparente".

La SIP recuerda que ya señaló en años anteriores esas desviaciones, pero que en lugar de corregirse, "se han profundizado acciones distorsivas sobre el mercado de los medios, tales como la arbitrariedad en la asignación de publicidad oficial, la cooptación indirecta de medios privados a través de empresas afines al poder, o la manipulación informativa de noticias e imágenes que se observa en los medios públicos".

Todo lo anterior revela para la SIP una "incomodidad" del Gobierno "respecto del papel de la prensa en la democracia y una escasa tolerancia al disenso y al auténtico pluralismo".

Luego de señalar que las políticas arancelarias y cambiarias, las licencias para importar papel o equipos, el otorgar licencias de radio, televisión y publicidad estatal "no deben aplicarse para premiar o castigar a medios y a periodistas", la SIP "reitera su preocupación por el agravamiento del clima oficial respecto de la libertad de prensa en la Argentina", puestos en evidencia por ataques, "amenazas y proyectos que podrían conducir, de modo directo o indirecto, a intimidar o afectar la tarea periodística.

También alerta sobre esas conductas reiteradas "emanadas del poder" como el abuso discriminatorio de la pauta del Estado.

Por último, el documento exhorta "al Gobierno y a los referentes del partido oficialista de la Argentina a revisar las conductas señaladas, a cesar en esta escalada de hostigamiento a la prensa y a ratificar de este modo su compromiso con la plena vigencia de la libertad de expresión en el país".

El balance general de la SIP revela un empeoramiento de la libertad de prensa en América Latina.

Comentá la nota