Exhortaron a acatar estrictamente la emergencia hídrica

Una nueva reunión enmarcada en la escasez de agua que rige desde hace algunos días en San Luis , se llevó a cabo durante la mañana de hoy, en la cual participaron el titular de San Luis Agua, Daniel Woscoboinik, los intendentes de Villa Mercedes, Juana Koslay, La Punta y responsables de SerBA.
Al fin del encuentro, Woscoboinik dijo a la prensa que "continuamos trabajando muy activamente en el marco de la emergencia hídrica, a propósito de lo cual es muy importante que toda la comunidad de la Provincia entienda que esta situación ha sido decretada con carácter preventivo, no teniendo por el momento problemas de falta de agua y tampoco se han dispuesto cortes, como sucede en provincias como Córdoba, Santa Fe y algunas zonas de Buenos Aires, sin embargo la emergencia debe ser entendida como un llamado de atención".

Multas a infractores

El funcionario aclaró que la reunión antes mencionada tuvo por motivo conocer cuáles son las medidas que se están adoptando en las ciudades de mayor cantidad de habitantes, informando además que por parte de San Luis Agua se están realizando patrullajes permanentes junto a personal de Recursos Hídricos, de la Policía de la Provincia y de la Escribanía General de Gobierno, habiéndose labrado actas a algunos productores agropecuarios que estaban extrayendo agua de los acueductos que nutren a las ciudades, lo que está totalmente prohibido.

El titular de San Luis Agua agregó que se les ha solicitado a los productores agropecuarios y ganaderos que limiten el riego y el consumo de este vital elemento.

Woscoboinik destacó que "tenemos niveles de agua suficientes para el consumo humano, pero no podemos bajar brazos porque se trata de reservas que no se recuperan, ya que la sequía continúa y apenas se pueden mantener las cotas de nuestros diques".

Acuerdo con los municipios

El responsable de San Luis Agua anunció que "estamos firmando con las diversas localidades de la Provincia, a través del Programa Asuntos Municipales del Ministerio de Gobierno, un acuerdo para que cada pueblo y ciudad elabore y concrete medidas de prevención y concientización, aplicando en caso de ser necesario multas y/o limitaciones de agua para garantizar el correcto uso".

A modo de crítica, Woscoboinik recalcó que "a pesar de ser notificada la emergencia hídrica, en San Luis continúa registrándose diariamente un consumo promedio de 430 litros por habitante, 800 en Juana Koslay y 450 en Villa Mercedes. No podemos seguir con esos niveles consumo, debemos comprender que es absolutamente necesario preservar el agua".

Comentá la nota