Con la excusa de la tormenta, los asambleístas dejaron Colón

Dijeron que seguirán con la protesta, pero no fijaron una nueva fecha
PARANA.- La ruta internacional que une Colón con la uruguaya Paysandú retomó su paisaje habitual, con autos en circulación y sin asambleístas. La tormenta de anteayer por la noche precipitó la partida de los integrantes de la asamblea ambiental de Colón y sólo de ese modo terminó haciéndose efectivo el interés del Gobierno: el desalojo de la ruta y la normalización en el tránsito por el paso fronterizo.

Luego de un inicio de fin de semana con tensión, en un espacio poblado de turistas, asambleístas y gendarmes, ayer el paso de autos y colectivos no experimentaba ni demoras ni obstáculos de ningún tipo.

"Los asambleístas se fueron anoche [por el sábado] y la circulación de autos se realiza con normalidad, sin demoras, ni inconvenientes de ningún tipo", dijo ayer a LA NACION una fuente de la oficina local de la Gendarmería argentina.

Por su parte, la principal referente de la Asamblea de Colón, Silvia Echeverría, confirmó el alejamiento de la zona de protesta y lo atribuyó a que la tormenta desatada en toda la región hizo que la ruta se tornara insegura.

"Hubo una tormenta muy grande, se apagaron todas las luces. El lugar donde estábamos era muy inseguro para todos y decidimos que lo mejor era retornar a nuestros hogares porque considerábamos que habíamos cumplido con lo que nos habíamos propuesto", explicó la asambleísta.

Para Echeverría el objetivo propuesto estaba cumplido, y afirmó que abandonaron la ruta con el convencimiento de haber logrado un saldo positivo en la lucha contra la pastera Botnia.

"Consideramos que habíamos alcanzado los objetivos que nos propusimos que era reinstalar el tema de la pastera y que lo habíamos hecho, pese al clima intimidatorio que intentó imponer el gobernador de la provincia, Sergio Urribarri, y otros funcionarios nacionales", indicó.

Ayer aún se podían ver en la ruta grupos de gendarmes que vigilaban la ruta 135. Sin embargo, la asambleísta dijo que, por el momento, no regresarán al lugar para protestar, sino que volverán a debatir futuras acciones.

Seguir en la lucha

"Seguimos en la lucha, demostramos que [la asamblea de] Gualeguaychú no está sola. Ahora es el momento de descansar un poco para planear con qué otras acciones continuamos. La posibilidad del corte siempre está latente. Es una de las acciones más fuertes que tenemos y siempre es considerada. Queda abierta esa posibilidad", sostuvo la líder de la asamblea de Colón. En tanto, el ex abogado de la causa contra Botnia y actual diputado nacional de ARI, Juan Carlos Vega, consideró que "la metodología del corte de ruta está agotada" y que la Asamblea de Gualeguaychú "es un grupo minoritario".

Vega, abogado del ex gobernador entrerriano Jorge Busti en la causa iniciada en el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay contra Botnia por contaminación en grado de tentativa, aseguró: "La defensa del medio ambiente se da patadas con la toma de los puentes".

"Es notoria la ineficiencia de ambas cancillerías para solucionar un conflicto ridículo", sostuvo en declaraciones que difundió el diario uruguayo Ultimas Noticias .

Finalmente pidió que los directivos de Botnia respondan a la convocatoria del juez federal de Concepción del Uruguay, Guillermo Quadrini, para contribuir a solucionar el conflicto.

A su entender, el cierre de las causas judiciales puede ayudar a terminar con "los Robespierre de Gualeguaychú, que no pasan de ser 12 o 14, y no se han dado cuenta de que la metodología del corte está agotada", ironizó Vega.

Comentá la nota