Exclusivo: Obeid tenía una orden (y una carta)

Una misiva firmada de puño y letra por Carlos Reutemann termina con el misterio y las polémicas. El actual senador le pidió a Jorge Obeid, en enero de 1996 -dos meses antes de la media sanción- que "agilizara los trámites" para privatizar el Banco Provincial. Confesiones de una reunión en la Rosada y de una acta de los diputados provinciales del PJ en 1995. Las declaraciones públicas del ex legislador José Chipoloni que confirmaban la intervención directa del ex piloto en el apuro por privatizar. Los facsímiles de la correspondencia.
Cada vez que se habla de la privatización del Banco de Santa Fe, el senador Carlos Reutemann evita hacerse cargo. Desde que reapareció el tema en la agenda pública se cansó de repetir: "yo no tengo nada que ver con la privatización del Banco, a eso lo hizo otro gobierno", o descalifica a quienes le recuerdan su intervención diciendo que "son una máquina hitleriana de mentir". Y va más lejos. Cuando el actual gobernador de Santa Fe le recordó su participación en aquel hecho, insistió con una fuerte y mística respuesta en los medios nacionales: "Binner parece un ángel, pero es el mismísimo diablo. Es mentiroso, miente cuando dice que yo tuve participación en la privatización del Banco. Y si miente en eso, nos miente en todo", expresó sin mover un músculo de la cara.

Lo último lo dijo este viernes en Rosario, tras la conferencia de prensa de los diputados provinciales del oficialismo que demostraron que existió un mensaje del Poder Ejecutivo en 1994, firmado por el ex gobernador y su adlátere en asuntos financieros, el actual senador Juan Carlos Mercier. Y otra vez salió al cruce con la teoría de la mentira y la desinformación maliciosa: "es verdad que presentamos un proyecto de privatización en 1994, pero perdió estado parlamentario, y después (Jorge) Obeid hizo otro que nosotros no compartíamos", dijo.

Sin embargo, una carta firmada por el propio Reutemann el 16 de enero de 1996, demuestra que siendo presidente del Partido Justicialista de Santa Fe, le solicitó al entonces gobernador Jorge Obeid, que acelerara los términos en el proceso de privatización del Banco porque (sic) "el paso del tiempo agrava la situación del Banco de Santa Fe (...) y genera un exceso de desconfianza que puede llevarnos a un callejón sin salida".

En la carta, cuyos facsímiles acompañamos en esta nota, el ex piloto de F1 le recuerda y le reprocha a Obeid tres instancias partidarias donde habían definido la privatización de la entidad financiera, entre las que menciona una reunión en marzo de 1995 entre diputados provinciales del PJ y funcionarios menemistas, en la mismísima Casa Rosada, y otra del Consejo Provincial Justicialista, el 23 de marzo del mismo año, donde se resolvió "votar a favor de la privatización". (Ver página uno de la carta)

En la misiva, hasta hoy desconocida, Reutemann regaña a Obeid el incumplimiento de los acuerdos previos y le recuerda que "hay que entender que esta es una responsabilidad partidaria que nos involucra a todos. Sólo así podremos hacer frente a los desafíos que enfrentaremos en 1997 y 1999", y continúa diciendo: "esto que nosotros sabemos, debemos transmitirlo a todos aquellos que participan en el actual proceso. Ya que no todos tienen porque saberlo, unos por desconocimiento y otros por falta de pertenencia y compromiso". (ver página 2 de la carta)

Una nota publicada el jueves 16 de mayo de 1996 en el matutino Rosario/12, titulada "Ahora a Reutemann le agarró el apuro por privatizar el Banco", confirma lo que expresa esa carta. En la nota periodística, el entonces presidente del Bloque de diputados "Creo en Santa Fe", José Chipoloni, reconocía la intervención directa del ex gobernador en el proceso de agilización de la sanción, al confesar sin mediatintas que "Carlos Reutemann me llamó anoche (por anteanoche) y nos pidió que se hagan todas las modificaciones que sean necesarias para mejorar el proyecto, pero que se le imprima al proyecto la velocidad que este caso reclama. La privatización del Banco no se puede demorar más, por el bien de la provincia". (ver Recorte Rosario 12 )

Otro ex diputado provincial del PJ santafesino de aquellos años ratificó a Notife.com, que "Reutemann no llamaba nunca personalmente a nadie para pedir nada. La única excepción que recuerdo fue por el tema del Banco. Aquella vez nos pidió que no perdiéramos tiempo y que más allá de las reformas que había que hacerle al proyecto de Obeid, no perdiéramos tiempo y lo votáramos".

Comentá la nota