Excluirán del revalúo a las viviendas de cuarta categoría

Se trata de casi 19 mil cuentas. Los concejales consideran que ese sector de la población no puede afrontar ningún aumento. El proyecto se trata el jueves.
Ayer hubo dos definiciones importantes en el bloque del Frente Cívico y Social del Concejo Deliberante la ciudad de Córdoba. La primera fue el acuerdo de los 16 ediles que conforman la bancada para dar tratamiento –esto supone que no será rechazado de plano– al proyecto que el miércoles pasado envió el intendente Daniel Giacomino. La segunda es introducir modificaciones a la propuesta oficial, una de las cuales ya fue definida: las viviendas de cuarta categoría serán excluidas del revalúo propuesto por el Ejecutivo.

Esto supone que casi 19 mil viviendas –el 5,6 por ciento de las 333.785 que conforman el total– no tendrán cambios en el cedulón a partir de enero próximo.

Graciela Villata, titular del bloque mayoritario, recalcó que esa decisión cuenta con acuerdo unánime del bloque, y que ahora el eje del debate interno es cómo morigerar el impacto de la suba en las casas de tercera categoría, que constituyen el 70 por ciento del total de las construcciones de la tipología vivienda.

Pese a que la medida dispuesta en relación con las casas más humildes representa una clara señal política hacia el sector que posee viviendas de baja calidad constructiva, no tiene fuerte impacto a nivel recaudatorio: sobre los 80 millones de pesos anuales extraordinarios que el Ejecutivo procura con el revalúo, el aumento propuesto a las viviendas de menor categoría representaba sólo 1,4 millón de pesos anuales. Las subas proyectadas para ese sector iban de tres a 16 pesos mensuales.

La eliminación de los aumentos a ese sector se complementa con otra medida contemplada en la propuesta del Ejecutivo: la reducción a 100 pesos de los mínimos tributarios actuales, que oscilan alrededor de los 230 pesos. Ambas cláusulas dejan a salvo de los aumentos a lo que se supone son las 75 mil viviendas más humildes dentro del universo de las construcciones que tributan al municipio.

Ayer, el clima político en la bancada del Frente Cívico y Social era notablemente más cordial que el del jueves. Los ediles negaron internas y aseguraron que la discusión continuará hasta que sea posible el consenso entre los 16 concejales oficialistas.

Hasta ahora no se definieron cambios para el resto del universo de inmuebles, que mayormente sufrirá subas del 50 al 70 por ciento en el impuesto. El aumento máximo promedio es el que la propuesta oficial prevé para los countries y las nuevas urbanizaciones residenciales, que pagarán hasta un 300 por ciento más.

Ayer se sucedieron en el Concejo Deliberante las reuniones de análisis del revalúo y todo indica que las modificaciones terminarán de decidirse en la reunión de comisión del martes próximo. Hasta el momento, se mantiene la fecha original de tratamiento en primera lectura del proyecto, prevista para el jueves de la semana próxima.

El eje de la discusión entre el heterogéneo bloque oficialista y el Ejecutivo se centraba ayer en la magnitud del aumento global. La gestión de Giacomino aspira a duplicar los ingresos en concepto de Impuesto Inmobiliario, es decir, obtener 80 millones más por año. En la bancada oficialista, son muy pocos los que creen que esto sea posible.

Cómo quedó el proyecto

Revalúo. Nuevos precios al valor de la tierra de cada cuadra de la ciudad y del metro cuadrado construido para las viviendas categoría 1, 2 y 3. Esos precios se aplicarán al 50% para el valor del terreno y al 80% para el valor de la edificación.

Alícuotas. Quedan sólo tres alícuotas para construcciones: un cuatro por mil para el Centro, el macrocentro y General Paz, un tres por mil para el resto del área urbanizada y un 1,5 por mil para la zona rural.

Rebaja de mínimos. El mínimo a tributar baja de 229 pesos anuales a 100 pesos.

Categoría 4, eximida. Es el cambio acordado. Las viviendas de esa categoría no sufrirán el revalúo.

Exención de $ 30 mil. Regirá sólo para las viviendas categoría 3. Al aplicar la alícuota, se reducirá en 30 mil pesos el valor de la valuación.

Límite al descuento del 30%. Desde enero, este beneficio sólo regirá para quienes estén al día con el Impuesto Inmobiliario.

Comentá la nota