Fue por un exceso de agroquímico

Un informe técnico preliminar determinó que el causante de las aves muertas que aparecieron en un campo de Gualeguaychú fue un químico permitido pero que se aplicó en grandes cantidades, según se indicó desde la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia.
El estudio sería oficializado por en los próximos días por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), la Dirección de Recursos Naturales podría librar una multa a los responsables. Luego de varias semanas de realizar estudios a las muestras recolectadas en el campo de Rincón del Gato, en la zona de Costa Uruguay Norte donde aparecieron muertas más de 30.000 aves por la ingesta de cebo envenenado, los resultados arrojaron que sería un químico autorizado pero mal empleado.

La bióloga perteneciente a la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia de Entre Ríos, Valeria Wetzel, explicó que “dependiendo del producto utilizado es la gravedad de las multas; al ser un veneno que no está prohibido no es tan grave por el lado de uno de los organismos de control, en este caso Agricultura, por el otro lado tenemos la denuncia por mortandad de aves iniciada en la Dirección Recursos Naturales que sigue la vía correspondiente”, afirmó la bióloga.

En tanto, el director General de Agricultura, Fernando Arbitelli, confirmó que “si esta mortandad de aves fuera por el mal uso de productos químicos se hará la multa correspondiente”, y agregó que lo más importante de lo sucedido es el impacto ambiental por lo que reclamó “aplicar una respuesta contundente”.

Por su parte, el director General de Recursos Naturales, Conrado González, prefirió no dar una opinión prematura y manifestó que debe ser la Subsecretaría de Producción Agrícola, Recursos Naturales y Desarrollo Rural, a cargo de Rubén Sarli, la que debe aplicar una sanción.

Comentá la nota