Excepciones: Acusan al Intendente de “borrar con el codo lo que escribe con la mano”

Tal como adelantó 0223.com.ar, a través de una nota firmada por los directivos de las asociaciones de fomento Parque Luro, Zacagnini, Los Pinares, Estrada, Aeroparque, Jardín de Alto Camet y Félix U. Camet, entre otras, solicitaron al intendente Pulti “el veto total de la Ordenanza de la referencia, que fuera sancionada por el Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon, con fecha 9 de octubre pasado y elevada a vuestra consideración, para su promulgación, con fecha 16 de octubre de 2008”.
En el texto argumentaron tal pedido remarcando que “han sido múltiples las razones esgrimidas por las entidades que representamos y los vecinos que acompañan el reclamo y que obran agregadas al expediente del H.C.D. 1998 – D – 2007. También se han pronunciado en igual sentido, otras asociaciones vecinales de fomento de la ciudad, por la perturbación que provocan estas actitudes en la comunidad”.

“En sustancia, los vecinos del barrio residencial Parque Luro y aledaños, queremos expresar nuestra total oposición a la radicación, por la vía de excepción, de un emprendimiento comercial de 'compraventa de automotores nuevos y usados' que viola las ordenanzas 8300 y 9410”, puntualizaron en otro párrafo, al tiempo que hicieron hincapié en que “estas ordenanzas fueron dictadas, en 1991 y 1994, respectivamente, a pedido de cientos de vecinos que preveían que la Avenida Carlos Tejedor con dichas radicaciones se degradaría en sus prestaciones, siendo como es una vía neurálgica del tránsito transversal de la zona Norte de la ciudad”.

“Por la índole de la mercadería que comercializa un negocio de compraventa de automotores, objetos de gran porte, autos, camionetas y camiones, etc. generaría una dificultad adicional a la ya colapsada avenida Carlos Tejedor, máxime si tenemos en cuenta que se trata de una actividad que genera caos vehicular, ocupación de veredas y la cuadra, a ambos lados del comercio y, en general, prácticas abusivas por medio de una acción intimidante para con los vecinos, todo lo cual afecta la convivencia y genera conflictividad social”, subrayaron. Y advirtieron que “no hay que aventurarse muy lejos para observar la situación descripta, que se repite hasta el cansancio en las Avenidas Colón, Juan B. Justo, Jara y Polonia, Falucho y Salta, entre otras, con la secuela de molestias a los vecinos del lugar”.

En otra parte de la misiva –la cual fue rubricada por Cristina Rojo (Presidenta de Asociación de Fomento Parque Luro), Mirta Julia Pomilio (Presidenta Asociación de Fomento José Zacagnini), Ofelia Ilarregui (Presidenta Asociación de Fomento Los Pinares), Roberto Urdiroz (Presidente Asociación de Fomento Aeroparque), Mario Niella (Presidente Asociación de Fomento José Manuel Estrada), Francisco Fournier (Presidente Asociación de Fomento Jardín de Alto Camet) y Sandra Benítez (Presidenta Asociación de Fomento Félix U. Camet)-, los fomentistas denunciaron que “a poco que nos adentremos en el análisis de los parámetros técnicos utilizados por los señores Concejales, nos vamos a encontrar con que no se consideraron los informes obrantes en el expediente 6376 – Dig. 6, del año 1991, reiterados en 1994 y 1996 y que se hizo caso omiso a lo resuelto por la Comisión de Legislación, a solicitud de algunos concejales, acerca de disponer de un informe de la Dirección General de Transporte y Tránsito, que nunca se tramitó”.

“Tampoco se tomó en cuenta 'la recomendación' efectuada por la Defensora del Pueblo, señora Mónica Felices por expediente 3154”, agregaron.

En ese sentido, sostuvieron que “esta determinación del Honorable Concejo Deliberante implica un grave atentado a nuestra calidad de vida y medio ambiente, que se lleva a cabo mediante una excepción que vulnera una prohibición que mantuvo a la Avenida Carlos Tejedor libre de una actividad lesiva para los vecinos del lugar y los miles de automovilistas y medios de transporte público, que van a ver modificadas las condiciones de transitabilidad de la avenida”.

“Si hace doce años, uno de los obstáculos evidentes a las mencionadas habilitaciones lo constituía esta actividad por su incidencia en el movimiento diario, qué podemos decir frente a un parque automotor que se ha duplicado en los últimos diez años”, se preguntaron en esa línea.

Por otra parte, los dirigentes barriales aseguraron: “Nos preocupa como se ha soslayado la opinión de las vecinales reconocidas del lugar, que se han expresado en contra de esta radicación siendo que, uno de los temas propios de su objeto social lo constituye, entre otros, 'la difusión de los principios más importantes y generales del Plan Regulador de la ciudad' y 'el seguimiento y control del cumplimiento del COT en su zona de influencia' que, como sabemos, comprende su radio de acción propio reconocido por Ordenanza”.

“Tampoco se ha tenido en cuenta lo normado por la ley 8912, en su artículo 2, inciso f) que dice: 'Posibilitar la participación orgánica de la comunidad en el proceso de ordenamiento territorial, como medio de asegurar que tanto a nivel de la formulación propuesta, como de su realización, se procure satisfacer sus intereses, aspiraciones y necesidades'”, lamentaron, y continuaron afirmando que ”en el mismo artículo inciso g) propone, 'Propiciar y estimular la generación de una clara conciencia comunitaria sobre la necesidad vital de la preservación y recuperación de los valores ambientales'”.

Y criticaron que “asimismo, se encuentra en plena tarea la modificación del referido Código, para lo cual participamos de una audiencia pública, el 3 de abril ppdo. en la que fijamos dicha posición y, 'curiosamente', no funcionó el grabador y no quedó constancia de la posición de las vecinales al respecto”.

”Por otra parte, somos requeridos los vecinos para colaborar en la construcción del presupuesto participativo mientras que, no se nos tiene en cuenta cuando explicitamos, por todos los medios a nuestro alcance, nuestra posición en este tema que compromete seriamente nuestra calidad de vida”, señalaron más adelante.

A su vez, los firmantes recalcaron que ”como es obvio, señor Intendente, usted sabe que cuando se permite la instalación de un comercio por excepción, inmediatamente se deben autorizar otros pedidos en idéntico sentido por aquello de la igualdad ante la ley”.

“Nos llama poderosamente la atención que el señor Intendente Municipal nos asegurara que, esta excepción no iba a pasar por el Honorable Concejo dado que había instruido a su bloque en tal sentido, que obedeció en dos oportunidades en que, por su gestión, devolvió el expediente a Comisión y luego, 'imprevistamente', cambió su postura”, sugirieron, tras lo que añadieron: “Ya el edil ucedeísta Juan Guiñazú, en 1994, a cargo de la Presidencia de la Comisión de Legislación nos decía: 'La rezonificación de Mar del Plata en cuanto al uso de suelos intenta terminar con la práctica de las 'excepciones' que se han vuelto moneda corriente en la Municipalidad cada vez que un particular tramita la habilitación de un nuevo comercio o quiere encarar una construcción'”.

“Señor Intendente Municipal, en las vísperas de la modificación del Código de Ordenamiento Territorial, también denominado 'Código de Convivencia' a la luz de las modernas corrientes de pensamiento, Ud. hacía hincapié en las 'continuas excepciones que han sido tratadas en las últimas décadas, el carácter cuestionable de éstas, la incertidumbre ante las excepciones de aquellos sectores que no han sido beneficiarios de las excepciones, la incertidumbre sobre la transparencia de esas decisiones, sobre la conveniencia pública de esas decisiones, son temas que evidentemente una nueva legislación puede ayudarnos a superar' y, agregaba, 'es una preocupación que nosotros compartimos sobre la transparencia de determinadas excepciones en materia de ordenamiento territorial'. ¿Por qué se borra con el codo lo que se escribe con la mano?”, dispararon en la misma nota.

Finalmente, los vecinos de la zona norte de la ciudad, pidieron al Jefe Comunal que analizara “¿qué es más importante que la opinión del soberano? ¿Qué interés primó?, al fin de cuentas, es el negocio de un vecino. ¿Puede ser más importante que el pronunciamiento colectivo de miles de vecinos?”.

“La asociación vecinal de fomento de Parque Luro se presentó antes del inicio del expediente por el trámite de excepción, advertida de lo que se iba a requerir y, por supuesto, aún antes de que el local estuviera terminado. ¿Qué lleva a un comerciante a terminar su instalación 'contra viento y marea', a mantener su local abierto y en funcionamiento 'a pesar de todo'?”, insistieron; y concluyeron: “Sabemos que es remiso a aplicar el veto que rechaza la sanción de una ordenanza, tal vez, fundado en el respeto a las decisiones tomadas por el Honorable Concejo Deliberante pero, por sobre la actitud formal de no violentar la decisión de un poder que no es el suyo, porqué existe en la ley la posibilidad de hacerlo? ¿Si está reglado, porqué no aplicarlo?”.

”En usted depositamos nuestra confianza, esperamos que actúe a la altura de las circunstancias y vete esta ordenanza que produce, a una importante zona de Mar del Plata y a miles de vecinos, un gravamen irreparable”, apelaron por último los vecinalistas en la nota dirigida el intendente Pulti.

Comentá la nota