El excéntrico millonario que podría convertirse en candidato a la presidencia de Chile

El excéntrico millonario que podría convertirse en candidato a la presidencia de Chile
Leonardo Farkas, un empresario minero de 41 años, es conocido por sus gastos suntuosos y sus cuantiosas donaciones. En Facebook, un grupo que lo impulsa como aspirante a las elecciones de 2009 ya cuenta con más de 130.000 miembros. El lunes podría oficializar su lanzamiento.

Del otro lado de la Cordillera un nombre suena cada vez más fuerte: Leonardo Farkas. Y podría causar aún más estridencia si -como muchos suponen- el próximo lunes y, "a pedido del público", anuncia sus intenciones formales de postularse para ser el sucesor de Michelle Bachelet en 2010. "Si saliera presidente, todos los chilenos tendrían casa", prometió en una entrevista reciente brindada al diario La Cuarta.

Hasta ahora, nada que llame la atención. ¿Qué candidato no se llena la boca de promesas en plena campaña? No obstante, algunas de las propuestas de Farkas se salen claramente del librito. "Cuando sea presidente –insiste-, todos se van a vestir bien, porque ahora los ministros parece que compran en la feria persa", disparó el multimillonario de 41 años.

Esa última declaración va mucho más acorde a su estilo. El empresario minero de Chile acostumbra lucir trajes Ermenegildo Zegna hechos a medida, acompañados por vistosos anillos y pesadísimos relojes de oro. Su melena rizada y rubia –químicos mediante- completan el paisaje de un potencial candidato al que el calificativo "excéntrico" le queda pintado.

Según el diario El País, Leonardo Farkas saltó a las primeras planas de los medios chilenos en marzo del año pasado, en ocasión de su cumpleaños número 40. Para festejar, alquiló todos los salones del Sheraton de Santiago, contrató a Air Supply, trajo un DJ especialmente desde Estados Unidos y a 80 brasileños que se encargaron de ponerle ritmo a la cita. "Deja tus tarjetas de negocios en la casa, trae tus zapatos de baile, no acepto regalos", eran las tres indicaciones que se leían en las invitaciones que mandó a confeccionar en Italia.

Tras la opulenta fiesta, el multimillonario volvió a ganarse un espacio en los títulos al donar 450.000 dólares al Teletón, un programa televisivo que busca recaudar fondos para chicos discapacitados. Su filantropía se materializó también en el norte de Chile –allí tiene la mayoría de sus minas-, donde le financió viviendas a decenas de familias y llevó acceso a Internet a lugares que para las empresas prestadoras no figuraban en el mapa.

Con su imagen de millonario solidario y comprometido, Farkas fue ganando cada vez más adeptos entre los chilenos desencantados con la política tradicional. Filoso, en cada entrevista que concede guarda un espacio para la crítica a la administración de Bachelet. Organizaciones sociales, políticos y ciudadanos lo postulan como el "Candidato del voto contrario" y crearon un grupo en Facebook -que ya cuenta con más de 130.000 miembros- para convencerlo de que se lance como aspirante al Palacio de la Moneda en las elecciones del año que viene. Otro, en un tono más jocoso, se titula "Quiero que Leonardo Farkas me adopte" y sus adherentes dejan comentarios del tipo: "Papi, papi comprame un caballo".

Al parecer, ganas de lanzarse a la política, no le faltan. La semana pasada participó de una charla en la Universidad de Harvard en la que ofreció sus visiones creativas para superar la crisis financiera internacional. Y, en varias oportunidades se le escuchó decir que en su proyecto las personas son más importantes que los dueños de las empresas.

Nacido en una familia de clase media-alta, Farkas estudió Ciencias Económicas en su país natal. No obstante, sus bolsillos no se llenaron gracias a lo que aprendió en la facultad. Sus ganancias las obtuvo como músico en bares de Estados Unidos. Más tarde, con los contactos que hizo tocando el piano en cruceros comenzó a actuar en palacios de jeques árabes. A los 27 años se casó con Tina Friedman, la heredera estadounidense de la cadena de hoteles Concord. Con sus arcas colmadas, volvió a Chile e invirtió en las minas de hierro que su familia tenía en el país y las sacó del pozo. En la actualidad, exporta 10 millones de toneladas de hierro al año.

La expectativa del país trasandino está ahora centrada en la conferencia de prensa que ofrecerá el próximo lunes al mediodía. Según anticipó, dará noticias que podrían cambiar su vida. ¿Se viene el anuncio formal de Farkas 2010? Habrá que esperar...

Comentá la nota