Se evitó el remate de cinco lotes en Estación Chapadmalal

El juez interviniente permitió que las familias estafadas vuelvan a adquirir los terrenos, aunque esta vez de forma legal. Al mismo tiempo se intenta judicialmente que la persona que los estafó se haga cargo del costo económico de la operatoria.
Las cinco familias cuyas viviendas estaban a punto de ser rematadas judicialmente llegaron a un acuerdo con el juez a cargo de la causa, que suspendió el remate de los terrenos luego de que los vecinos depositaran el 10% de la base monetaria exigida para el remate.

Así lo confirmó a LA CAPITAL el titular de la Dirección de Tierras de la comuna, Javier Woolands, quien confió en que los vecinos recuperen dicho dinero a través de otra causa judicial iniciada contra la persona que les vendió los terrenos haciéndose pasar por su verdadero propietario.

El acuerdo judicial forma parte de las distintas alternativas sobre las que trabajaron tanto los propios vecinos como la Dirección de Tierras de la Municipalidad de General Pueyrredon, a cargo de Javier Woolands, y el delegado municipal en Batán, Ernesto Lenzo, para solucionar la problemática generada a las familias estafadas, que se cuentan por docenas.

Como se recordará, el caso cobró notoriedad mediática cuando se dio a conocer que un hombre había vendido en forma apócrifa aproximadamente 200 lotes sin contar con la correspondiente escritura. Entre ellos figuraron tanto los cinco que estaban a punto de ser rematados como el predio en el que desde hace años funciona la plaza del pueblo.

El verdadero dueño de varios de esos espacios -fallecido- entró en quiebra por lo que la Justicia ordenó el remate de sus propiedades con el fin de saldar sus deudas con distintos acreedores.

Así fue como se anunció el remate de cinco lotes sobre los cuales otras tantas familias habían construido sus viviendas, luego de adquirirlas de buena fe a un individuo que se hizo pasar por su verdadero propietario.

El remate estaba anunciado para los últimos días de noviembre pero logró ser evitado gracia a una propuesta presentada por los vecinos, con el respaldo de Woolands y Lenzo: ofrecieron pagar ellos mismos la base monetaria exigida por el remate.

La propuesta fue aceptada por la Justicia y una vez que las familias depositaron el 10 por ciento del dinero de la base el juez decidió detener el remate y darles la posibilidad a los vecinos de adquirir definitivamente sus propiedades.

Por otra parte, el delegado municipal para Batán y Estación Chapadmalal, Ernesto Lenzo, informó que se realizó una reunión con autoridades de la Justicia Federal en la que se determinó que la persona que estafó a los vecinos deberá hacerse cargo del pago de las tierras que están en instancia de subasta.

Según explicó el funcionario, las escrituras de los terrenos se formalizarán una vez que la persona que supuestamente realizó la maniobra fraudulenta efectivice los pagos y el juez anule completamente la subasta y la quiebra. ?Mientras tanto, los vecinos siguen en sus lotes?, indicó.

Desde un comienzo tanto Woolands como Lenzo aclararon que la Municipalidad no tenía responsabilidad en el hecho -por tratarse de un hecho entre privados- pero se ofrecieron a orientar y acompañar a los vecinos en sus gestiones.

Asesoradas por la comuna y con el patrocinio legal de Claudio Bardelli, las familias radicaron una denuncia por la presunta comisión del delito de acción pública, tipificado como ?estafa?, ante la Fiscalía de Delitos Económicos, a cargo de Eduardo Amavet.

En la presentación judicial se inscribe a Rolando Leonel Herreno como el autor de la venta de lotes, mediante boletos de compraventa, en el antiguo paraje La Florida, hoy Estación Chapadmalal.

Comentá la nota