Evitan sancionar a Gómez y el panorama sigue igual

Los concejales no trataron el caso del médico trucho y patearon la resolución para adelante.
Desde el lunes se percibía el poco ánimo que hay en el Concejo Deliberante de Chimbas para resolver la situación política de Juan Carlos Gómez, el edil justicialista acusado en la Justicia de ser un médico trucho. Ayer, sus compañeros se desentendieron del problema al no celebrar la sesión especial que tenían prevista para debatir el caso y dejaron las cosas como están. A pesar de que existían varias propuestas, ni le dieron licencia ni lo suspendieron y se mantendrán irresolutos, al menos, hasta que la jueza que lo investiga lo procese o dicte el sobreseimiento. Tampoco se percibe voluntad de practicarle un descuento en su dieta por faltar sucesivamente a las sesiones.

El escándalo que involucra a Gómez salió a la luz hace tres semanas y aún no hay una decisión acerca de su futuro político. En su contra hay una denuncia del ministro de Salud por usar una matrícula ajena y un informe de la Universidad Nacional de Córdoba que revela que no se recibió de médico como dice, pero los ediles han mostrado poca voluntad para avanzar en una resolución y se las han arreglado para postergar sistemáticamente el debate.

La sesión de ayer fue convocada para analizar qué medida tomar. Habían tres propuestas: una licencia por 60 días que él mismo pidió, suspenderlo en el cargo o una licencia hasta que sea procesado o sobreseído. Pero como las opiniones estaban divididos y ninguna contaba con los dos tercios -5 votos- que se necesitan, optaron por no hacer la sesión.

Los concejales estuvieron reunidos más de una hora antes de la sesión. Verificaron que ninguna de las propuestas tenía consenso suficiente para ser aprobada. Gustavo Paredes y Liliana Alaniz querían suspender a Gómez, Marcelo López, Carlos Mañé y Mauricio Camacho pretendían licenciarlo sin goce de haberes hasta que se resuelva su situación procesal y Oscar Gil y Ramón Ortiz estaban de acuerdo con una licencia de 60 días, al igual que Silvia Guajardo. Ninguno cedió y, por ahora, el protagonista seguirá en su cargo y cobrando el sueldo.

Finalmente, quedaron en dejar pasar los días y volverse a reunir cuando la jueza Mónica Lucero, a cargo de la causa penal contra Gómez por ejercer la medicina ilegalmente, lo procese o lo sobresea. Si lo procesa, Paredes, Mañé, Camacho y Alaniz han dicho que debería dar un paso al costado o soportar una sanción.

La Carta Orgánica faculta al cuerpo a descontarle parte de la dieta a uno de sus miembros cuando falta a tres o más sesiones injustificadamente. Aunque fuentes del municipio dijeron que Gómez ya estuvo ausente en al menos cuatro, el presidente del Concejo, Marcelo López, dio a entender que por ahora no está en análisis ninguna deducción en carácter de sanción.

Comentá la nota