Evasión millonaria de cerealera que comercializaba granos en negro

La Afip realizó tres allanamientos en Del Campillo y uno en Río Cuarto. Hay productores agropecuarios de la zona perjudicados por la operatoria. Evadían impuestos utilizando también a empresas fantasmas.
La Afip Río Cuarto desbarató una organización que se dedicaba a la comercialización de cereales en negro, provocando una estafa millonaria al fisco, a través de maniobras que perjudicaba también a productores agropecuarios del sur de la provincia y la inclusión de empresas fantasmas.

Las maniobras de evasión impositiva fueron detectadas por los sabuesos de la Afip, a partir de la utilización de las herramientas que posee el organismo recaudador y con los elementos en su poder realizaron la presentación en la Justicia Federal, que dispuso ayer una serie de allanamientos en Río Cuarto y en la sureña localidad de Del Campillo.

No trascendió el monto de evasión fiscal, cifra que recién se determinará una vez que se haya completado el proceso de investigación, pero fuentes confiables dijeron que la estafa es millonaria.

Una veintena de inspectores de la Regional Río Cuarto de la Administración Federal de Ingresos Públicos realizó tres allanamientos en Del Campillo, donde la presencia de los agentes fiscales y los efectivos de la Policía Federal generó un gran revuelo en la pequeña población del departamento General Roca.

El procedimiento se extendió durante toda la jornada y uno de los lugares en donde se secuestró una importante cantidad de documentación fue en la oficina comercial ubicada en calle Belgrano al 200 de la localidad de Del Campillo.

En Río Cuarto, se practicó un allanamiento en la oficina comercial vinculada con la firma sospechada de Del Campillo.

Fuentes seguras indicaron que los procedimientos se realizaron en la firma Agro Miranda, que se dedica al acopio de cereales, venta de agroquímicos y seguros, entre otros servicos para el productor rural.

Siguiendo instrucciones de la Secretaría Penal del Juzgado Federal de Río Cuarto, a cargo del doctor Martín Zema, el organismo recaudador comenzó la investigación utilizando las herramientas disponibles de alta tecnología, matrices de riesgo y análisis de circuitos de comercialización granaria para detectar las maniobras delictivas de la firma cerealera.

La Afip Río Cuarto viene trabajando activamente en los controles y operativos para prevenir la comercialización informal de cereales, generando las acciones para descabezar a las organizaciones dedicadas a evadir impuestos.

Maniobras

En las tareas desplegadas por los sabuesos del organismo recaudador se habría detectado que la empresa investigada comercializaba cereales e insumos para el agro realizando liquidaciones de compra y venta a nombre de empresas fantasmas o inexistentes, según se pudo conocer en fuentes seguras de la investigación.

Además se habrían visto damnificados por la misma empresa varios productores del sur cordobés, ya que también habría llevado a cabo operaciones a nombre de los ruralistas, siendo que los mismos son totalmente ajenos a la operatoria documentada por la empresa con asiento en Del Campillo, lo que constituye un uso indebido o sustracción de identidad de terceros.

En el Juzgado Federal de Río Cuarto varios productores habrían realizado la correspondiente denuncia penal ante las intimaciones recibidas desde el organismo fiscal.

Mediante estas maniobras la firma investigada buscaba ocultar el verdadero origen del cereal, y facilitar la comercialización de los granos adquiridos en negro.

Se informó que el perjuicio fiscal radica en que la cadena de comercialización de estos productos termina en la exportación, motivo por el cual -en función de la normativa vigente- el fisco procede a la devolución del IVA contenido en el valor de los productos enviados al exterior. Ello requiere que debería producirse el ingreso del IVA al fisco en la etapa de producción del cereal, lo cual en situaciones como las detectadas en estos procedimientos no ocurre, debido a que mediante el accionar de esta empresa se interponen productores ficticios o productores a los que se les sustrae la identidad.

Como resultado de los allanamientos realizados se secuestraron importantes elementos de interés para las tareas de investigación del caso como documentación comercial, agendas, archivos, computadoras, entre otros elementos.

4

fueron los allanamientos practicados por la Afip en Río Cuarto y Del Campillo. Secuestraron información trascendental en la causa.

Comentá la nota