Evangelistas: con el multimedios más grande, son ignorados por el Gobierno

Mil emisoras pertenecen a fundaciones de pastores. Llegan a siete millones de fieles. Muchas son oficialistas. Pidieron un lugar en el nuevo CFMA, pero se lo rechazaron.
Si las iglesias cristianas (no católicas) reunieran a todos su radios, tendrían veinte veces más licencias para operar en el espectro radioléctrico que los cuatro principales multimedios con fines de lucro de la Argentina. Los evangelistas, son el principal multimedios de Argentina, al contar con unas mil radios propias, como estiman en tres asociaciones que los nuclean. La cuenta no incluye los espacios que los pastores alquilan en emisoras y canales de TV.

El fenómeno, aunque no muy conocido en el país, no es novedoso en la región. "En Brasil, por ejemplo, los evangelistas tienen más medios que el grupo O Globo y todos los grandes multimedios", explicó el especialista Martín Becerra que investigó la propiedad de los medios en América latina junto a Guillermo Mastrini.

Becerra estima que la Iglesia Católica cuenta con 125 radios, al menos, en la Argentina, lo que el universo de "medios confesionales" crece otro 12 por ciento.

Tener medios no es tener rating. Como en Brasil, en la Argentina los grupos evangelistas cuentan con más espacios que los grupos con fines de lucro, pero son los segundos, con menos de la mitad de emisoras, los que acaparan a la audiencia.

No existe en Argentina, un estudio del rating de las emisoras de baja potencia típicas en el universo evangelista. "Pero no hay que olvidar que contamos con siete millones de seguidores en todo el país", recordó Alfredo Ptisco, al frente de la Federación Evangélica Bonaerense.

Radiodifusión. El dios de los evangelistas está en todo el dial, pero en las nuevas entidades de representación que creó la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, no logró sentar a ninguno de sus pastores.

Pero su representación en el recientemente creado Consejo Federal de Medios Auidovisuales (CFMA) fue monopolizado por FARCO, una agrupación oficialista de prestadores de servicios de radidifusión sin fines de lucro, conducido por Néstor Busso, que, a su vez, fue designado para conducir el CFMA y que nuclea a apenas 61 radios, nada en comparación al millar que se estima con la que cuentan los evangelistas y apenas el 10% de las que asegura nuclear la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera).

Las razones de este desencuentro son varias. Christian Hooft, vicepresidente institucional de Aciera, que, a su vez, reúne a 10.500 iglesias, lo explica de la siguiente manera: "Al principio estábamos en contra de la nueva Ley de Medios porque el texto reserva espacios para la Iglesia Católica y no a nosotros, que nos hacen entrar como una ONG para poder tener una licencia. Es decir, nos hacen compartir espacios con los clubes de barrio que tienen una radio y no nos consideran como una iglesia".

Pero Aciera logró reunirse con el titular del Comfer, Gabriel Mariotto, cuando la ley estaba en el Congreso y lo convenció de seguir. "No entramos en el CFMA porque no trabajamos por la ley, pero igual nos darán pronto un espacio", dijo Hooft.

Comentá la nota