Los evangélicos también irán con sus reclamos a Tribunales

Sostienen que la ley discrimina a todos los cultos, a excepción de la Iglesia católica.
Previsiblemente, la reciente aprobación de la Ley de Medios Audiovisuales preanunciaba una catarata de presentaciones ante la Justicia objetando aspectos de su contenido. Lo novedoso es que una de las primeras impugnaciones podría provenir, no de empresas prestatarias del servicio, sino de la gran mayoría de las iglesias evangélicas del país.

El Consejo Nacional Cristiano Evangélico (CNCE) -la máxima organización de los cultos cristianos- anunció que proyecta hacer la presentación por considerar que la ley incurre en una "dolorosa e inexplicable discriminación religiosa" al permitir a la Iglesia católica acceder de modo directo a frecuencias de radio y TV, mientras que los demás cultos -incluida la comunidad judía y la islámica- deberán concursar, junto con otras organizaciones de la sociedad civil.

Al fundamentar su malestar, los evangélicos citan dos artículos. El 21, que declara que las personas de derecho público "no estatal" pueden ser licenciatarios o prestadoras de servicios audiovisuales. "La única persona de derecho público no estatal conforme al artículo 33 del Código Civil -subrayan- es la Iglesia católica, parte mayoritaria de la rica diversidad religiosa que conforma la realidad que profesa el pueblo argentino".

Y mencionan el 37, que fija que "el otorgamiento de autorizaciones para personas de existencia ideal de derecho público estatal, para universidades nacionales, pueblos originarios y para la Iglesia católica se realiza de manera directa, de acuerdo con la disponibilidad de espectro, cuando fuera pertinente". Consideran que "esta redacción coloca en situación de vulnerabilidad de derechos a nuestras comunidades y organizaciones porque una sola institución religiosa reúne esas condiciones y puede pedir simplemente asignación de frecuencias y canales radioeléctricos, cuando existiera disponibilidad, mientras que las otras confesiones religiosas tendrán que concursar junto con otras organizaciones de la sociedad civil para acceder a ese mismo derecho".

Por eso, el CNCE dice que "se reserva el derecho de recurrir a todas las instancias nacionales e internacionales tutelares de la igualdad religiosa y la lucha contra la discriminación religiosa conforme con los tratados internacionales firmados por la República Argentina e integrados a la Constitución Nacional".

Los evangélicos también señalan que la Ley de Medios confirma el tratamiento de entidades sin fines de lucro que el Estado le da a los cultos, salvo la Iglesia católica, en vez de ser consideradas lo que son: confesiones religiosas.

"Es importante que quede muy en claro -dicen- que (a excepción de la Iglesia católica) las restantes confesiones religiosas como las evangélicas, la judía y la musulmana, entre otras, sólo podrán acceder a la radiodifusión en cuanto entidades sin fines de lucro, no como entidades religiosas".

Comentá la nota