Evalúan la vuelta al Estado del servicio de electricidad

Para el Gobernador, también hubo un "abandono del servicio" de la empresa por el conflicto gremial. Prácticamente confirmó el alejamiento de la distribuidora. El ENRE sancionará a la firma por los cortes.
En sintonía con la crítica que había hecho el titular de Servicios Públicos, Rafael Assante, a la actuación de EDECAT durante la crisis en la prestación que provocó el conflicto gremial, el gobernador Eduardo Brizuela del Moral consideró ayer que hubo un "abandono de servicio" de la firma y prácticamente confirmó la intención de la Provincia de desplazarla de la concesión. "Hubo realmente un abandono del servicio que no podía suceder, porque todas las instituciones o empresas pueden tener situaciones eventuales, que tendrían que ser superadas de alguna manera", consideró el mandatario. En este contexto, dijo que se analiza la vuelta del servicio a manos del Estado. "Es una de las alternativas que se estudian", confirmó.

Consultado sobre los graves inconvenientes en la provisión de electricidad desde el viernes pasado, Brizuela cuestionó la actuación de la firma por no contar con un plan de contingencia durante el paro de los trabajadores.

Dijo que la situación de la empresa es analizada por los funcionarios de Obras y Servicios Públicos, el ENRE, Ministerio de Gobierno y los abogados oficiales, para determinar cómo intervendrá la Provincia en la operación energética, algo que ya había adelantado Assante. "Los pasos jurídicos no los puedo mencionar, porque son distintas alternativas. Vamos a ver cuál de ellas podemos tomar en este momento para salvaguardar este servicio que es primordial para la sociedad catamarqueña", dijo ayer, al término del acto en el que prestó juramento el nuevo ministro de Salud.

El Gobernador recordó que la situación de EDECAT es diferente a la que tenía Aguas del Valle cuando el Estado retomó el servicio sanitario de Capital, Valle Viejo y FME. "Es un tema distinto a Aguas del Valle, porque se consensuó la salida de ellos, creando una sociedad mixta con mayoría estatal", dijo.

Aunque aún se analizan diferentes escenarios, los técnicos del Gobierno ya tendrían definido tomar el control de la distribución de energía, mientras se definen los pasos legales de una posible rescisión.

Sanciones

En tanto, el presidente del Ente Regulador de Servicios Públicos (ENRE), Luis Lobo Vergara, dijo que el organismo sancionará a la concesionaria por los recientes problemas en la prestación. "La responsabilidad es pura y exclusiva de EDECAT, porque la empresa tiene que prestar el servicio de acuerdo al contrato de concesión", dijo a Radio Ancasti.

El funcionario analizó la crisis que se desató por el paro de los empleados de la firma y calificó el hecho como algo "inédito en los últimos años". Por otro lado, remarcó la gravedad de los daños que se hicieron contra instalaciones eléctricas durante el conflicto que duró cinco días.

Comentá la nota