Evalúan insistir con una queja

Un equipo encabezado por el fiscal de Estado, Pedro Giudice, estudia cuáles son los próximos pasos que darán.
Esto luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Provincia concluyó ayer que no están dadas las condiciones para que la Corte de la Nación revise la sentencia pronunciada por aquella el 8 de setiembre.

La Corte tucumana, prácticamente, cerró la causa en la que, el 8 de setiembre, había declarado nulas e inconstitucionales varias disposiciones de la Carta Magna reformada en 2006 por impulso del alperovichismo.

Por medio de un recurso extraordinario, el Gobierno pretendía que la Corte de la Nación analizara si el alto tribunal tucumano, el 8 de setiembre, había incurrido en una arbitrariedad al haber bloqueado la posibilidad de que el Poder Ejecutivo organizara discrecionalmente el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) o que en el futuro pudiera haber reformas constitucionales por medio del sistema de enmiendas, como preveía la Carta Magna de 2006.

Como la Corte provincial declaró inadmisible el recurso deducido por el Gobierno, ahora a este le queda insistir directamente con una queja ante la Corte de la Nación. Pero mientras esta (la queja) no sea admitida, la sentencia tucumana mantendrá todo su vigor.

Comentá la nota