Evalúan alternativas para hacer frente a un “año complicado” .

El Jefe comunal resaltó que trabajarán con referentes para ver como lo visualizan a un mes y medio de la zafra.
La pesca es una de las actividades que presenta un panorama complicado para este año. Más allá de la crisis financiera mundial, el sector arrastra en la región desde hace un tiempo una serie de dificultades que se ahondaron a partir de este hecho que inquietó a los mercados que permanecen híper sensibles por efectos de sus coletazos.

A principios del 2008 la actividad se había resentido por la abrupta caída de los precios internacionales de algunos productos como el calamar y el langostino, y la excesiva captura de merluza. Estas son algunas de las razones de la severa crisis en la que ingresó la actividad y que se fue agravando a partir de la otra Crisis, la global.

El intendente de Puerto Deseado, Luis Ampuero, coincidió en que el 2009 tiende a ser un año complicado. “Siempre al inicio de temporada es difícil y más en el marco global donde se encuentra inserto este tipo de economía”, dijo.

El Jefe comunal recordó que hubo varias reuniones en el mes de diciembre con los presidentes y gerentes de las empresas pesqueras, y todo indica que puede llegar a ser “un año difícil”. “A esta altura del año tenemos que ir armando alternativas para ver como lo seguimos sorteando. Esta economía globalizada nos afecta a los puertos, principalmente pesqueros como el nuestro”.

Para Ampuero existe la esperanza que la situación se vaya normalizando con el inicio de la zafra a partir del mes de marzo. “Durante este mes y principio del otro vamos a trabajar sobre este tema con la gente del área que compete a la economía pesquera, para ver como lo visualizan a un mes y medio del inicio de la zafra y poder salir de este escollo que nos mantiene a Puerto Deseado siempre expectante en esta difícil situación”, comentó.

Puerto Deseado es una localidad que vive casi íntegramente de la pesca. Todos los actores que hacen a la actividad convergen en la flamante composición del Consejo Municipal Pesquero y Portuario. Allí están representados todos los sectores referentes a la economía del sector: el Municipio, el sector gremial, las empresas pesqueras, los despachantes de aduanas, la Cámara de Comercio, los transportistas. “Entre todos evaluaremos todas estas situaciones y buscaremos alternativas de cómo podríamos llegar a enfrentar esta situación que aqueja a la economía de Puerto Deseado. Pensamos que es una de las herramientas, nosotros como funcionarios, sentado a la mesa con trabajadores, investigadores y empresarios daremos el puntapié inicial a una propuesta que el gobernador, en su visita allá por el 15 de junio, ha iniciado con esta ronda de trabajo y la creación de este Consejo Provincial Pesquero y los Consejos Municipales Pesqueros”, opinó.

El Intendente sostuvo que es fundamental que cada uno de estos sectores se involucre en esta tarea tan difícil de sacar a un pueblo adelante que económicamente hoy el 90 % vive de la pesca. “Creo que este va a ser el puntapié: las charlas que haremos con todos los sectores de Puerto Deseado y después trasladarlos a lo que en un futuro será el Consejo Provincial Pesquero, para que la provincia tome iniciativa con todas las otras localidades que están en el sector”, avizoró.

Ampuero evitó hablar de ciertos enfrentamientos o posturas que han generado desencuentros de la actividad a nivel provincial. “Hay un solo objetivo, algunos tendrán alguna posición o postura, pero creo que el conjunto tiene que actuar con responsabilidad porque acá estamos arrastrando la economía de un pueblo y en eso tenemos que estar todos muy tranquilos al momento de tomar una decisión”, opinó.

El jefe comunal definió como necesario madurar cada posición para ver cual es la más correcta, de allí la importancia de estos cuerpos sino pareciera que “la varita mágica la tiene la autoridad de turno”.

También pidió actuar con madurez y responsabilidad, y llevar toda posición a una mesa de dialogo para que no se aleje del objetivo que “es elevar la economía de Puerto Deseado, que es una de las economías regionales que apuntalan a la provincia de Santa Cruz”.

Comentá la nota