La UBA evalúa cómo se usa la plata de jubilados

Económicas dice que por la tarea cobra "10 ó 20 veces menos que un privado".
La Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires se ha convertido por estas horas en protagonista de una prueba piloto en el proceso para que las Universidades Nacionales evalúen proyectos productivos.

Esto fue así porque luego de la eliminación de las Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión (AFJP), la ANSeS firmó un Programa de Asistencia Técnica para que esa casa de altos estudios evalúe los proyectos de inversión que se vienen realizando con los fondos del régimen previsional.

"Ya se terminaron las evaluaciones de cinco proyectos de inversión y actualmente están en evaluación otros seis", aseguró a Clarín el decano de la Facultad de Ciencias Económicas (FCE), Edgardo Barbieri.

El catedrático explicó que el Consejo Directivo de la FCE designó como Coordinador del Programa al profesor de Administración Financiera, César Albornoz.

Para cada proyecto, según sus características, se proponen profesores regulares que pueden ser asistidos por graduados y estudiantes. En general, participan docentes de Administración Financiera, Costos, Economía, Actuarios y, según el proyecto, especializados de cada rubro, como en Energía, Industria, Autos.

"Luego, el Consejo Directivo aprueba el equipo de profesores", precisó Barbieri. La evaluación abarca la viabilidad y el retorno de la inversión, bajo distintos escenarios y supuestos, y los impactos sociales, tanto en materia de empleo como en el medio ambiente.

"Por tratarse de un organismo público como la ANSeS también se considera el impacto sobre el empleo porque eso le genera ingresos por aportes y contribuciones e impuestos", precisó Barbieri.

La evaluación se realiza a pedido de la ANSeS y se hace, se concrete o no el proyecto en cuestión.

Por esa tarea, la ANSeS le abona a la Facultad honorarios, cuyos montos dependen de las horas de trabajo que insuman cada una de las tareas. A esto se le aplica un plus de 20% en concepto de gastos administrativos.

De esta forma, para los profesores de esa casa de estudio el trabajo encargado por el Gobierno representa un ingreso extra del que regularmente cobran de la Facultad.

"Para definir los honorarios no interesa el monto total del proyecto, sino que se pone énfasis en la carga horaria efectiva. Por ejemplo, por el análisis del proyecto para esetimular la venta de autos cero kilómetro, los honorarios sumaron 175.000 pesos por 3.100 horas de trabajo de profesores, docentes, graduados y estudiantes. Por una evaluación parecida, una consultora privada hubiera cobrado 10 o 20 veces más", aseguró Albornoz. Entre otros, ahora, están analizando el proyecto de Soterramiento del Ferrocarril Sarmiento.

Comentá la nota