Los 250 evacuados volvieron a sus casas

Las lluvias mermaron y las últimas 127 personas que permanecían alojadas en la escuela Monteagudo de la Capital regresaron ayer por la tarde a sus hogares. Autoridades en alerta.
Tras el aguacero caído el miércoles, las condiciones del tiempo dieron tregua ayer en la Capital provincial, lo cual posibilitó que las 250 personas que habían sido evacuadas por las autoridades municipales puedan regresar a sus hogares, la mayoría ubicados en el barrio Alejandro Heredia y en la zona Oeste de la ciudad.

De los damnificados, la mayoría había podido volver a sus casas el mismo día miércoles por la tarde-noche, luego de que se escurriera el agua que había ingresado a sus hogares durante la mañana.

En tanto, 127 personas (89 niños y 38 adultos) que habían pasado la noche en la escuela Monteagudo, que funcionó como centro de evacuación municipal, recién pudieron volver a sus casas ayer por la tarde.

Según informó a EL SIGLO la subdirectora de Defensa Civil de la Municipalidad capitalina, Silvia Díaz, a las familias afectadas por el temporal se les entregó alimentos y abrigo. Fueron asistidas por médicos y trabajadores sociales mientras permanecieron evacuadas.

La funcionaria explicó que si bien ayer dejó de regir el alerta meteorológico para el territorio provincial, todas las áreas operativas del municipio permanecerán en estado de alerta permanente a los fines de atender cualquier tipo decontingencia que pueda presentarse en caso de nuevas tormentas.

Además, anticipó que hoy se trabajará con maquinarias para realizar obras en calles, canales y desagües, que permitan un mejor escurrimiento de las aguas en las zonas anegadizas de la ciudad, principalmente en el barrio Alejandro Heredia y los sectores de los canales Sur y Norte.

Comentá la nota