Europa tirita bajo el hielo y la nieve, mientras se agrava el temporal

El tremendo frío ha llegado en algunas ciudades a -21 y hasta -42 en Noruega.
Carreteras heladas, transportes bloqueados, accidentes mortales y un frío inusual. Las consecuencias de la ola de frío que afecta desde hace días a la mayor parte del territorio europeo son dramáticas y los servicios meteorológicos advierten de que lo peor aún no ha pasado.

Pero el temporal de frío ya tiene su héroe. Según AFP, el jueves, un francés de 42 años, Eddy Devauchelle, se convirtió en la cara amable de estos días. Un auto chocó y cayó a un río cerca de la ciudad francesa de Amiens. Viajaban una mujer embarazada de 8 meses y su marido. El auto se sumergía entre agua y hielo cuando Devauchelle lo vio, paró y se lanzó a las aguas heladas para rescatarlos mientras otros automovilistas miraban sin hacer nada. Sacó a la mujer, ya inconsciente, mientras el hombre salía por sus propios medios.

La pareja fue llevada al hospital y ya se recupera de un susto que pudo ser fatal. El embarazo sigue su curso sin más sobresaltos. Devauchelle recibirá la medalla de plata al valor, según anunció la prefectura de la región.

El temporal sigue causando estragos. El Reino Unido sufre por ahora la peor parte. Los termómetros volvieron a batir récords en Escocia, con hasta -21,6º y las infraestructuras del norte del país apenas funcionan. Las víctimas ya se cuentan por varias decenas y, aunque los aeropuertos se mantienen abiertos, cancelaciones y retrasos se suceden. Empieza a escasear la sal para deshelar las carreteras y el gobierno cortó el gas a un centenar de empresas para evitar cortarlo a la población.

El tren que une Londres con París y Bruselas por el túnel del Canal de la Mancha volvió a funcionar, pero con retrasos de horas y con sólo la mitad de los convoyes habituales. Francia tiene 37 departamentos en alerta y en algunas regiones del sur del país ya cuentan hasta 20 centímetros de nieve, lo que dificulta todo tipo de transporte. Miles de personas se quedaron sin electricidad al sureste del país, donde se cerraron cientos de escuelas y se prohibió el tráfico de camiones.

Toda España, salvo Extremadura y Canarias, están en alerta. Las fuertes nevadas y heladas de la noche del jueves incomunicaron regiones de Aragón y Castilla-León y se estima que anoche las temperaturas caerían hasta los -15º. En Alemania se espera medio metro de nieve en algunas regiones y, aunque en Polonia subieron ligeramente las temperaturas, siguen muy por debajo de cero y hacen impracticables carreteras y vías férreas. En Noruega los termómetros llegaron hasta -42º en la localidad de Folldal, récord desde 1987.

Alemania, Bélgica y Holanda temen que sábado y domingo recrudezca el temporal de nieve acompañado de rachas de viento de 70km/h, que podrían paralizar carreteras y vías férreas. El gobierno alemán pidió a la gente que acumule alimentos, medicinas y agua. Autoclub Europa lo definía así: "Lo que se prevé para el fin de semana puede conducir a condiciones de tráfico caóticas y dejar partes de Alemania paralizadas". Irlanda ya movilizó personal militar para socorrer a las localidades que podrían quedarse aisladas.

Comentá la nota