“Europa mira atenta los juicios por violaciones a los derechos humanos en Argentina”

El magistrado de Bariloche fue distinguido como "Catedrático UNESCO 2008 en Paz, Democracia y Derechos Humanos" por la Universidad de Utrecht, Holanda. Expuso ante centenares de jueces, profesionales y especialistas en la materia. A su regreso aseguró que Europa “sigue con atención” el desempeño de los tribunales argentinos en las causas por violaciones a los derechos humanos.
Para el magistrado, el proceso de juzgamiento de los responsables de las violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura es “histórico” y por ese motivo resaltó que “Europa sigue interesadamente” la marcha de los juicios reabiertos tras la superación de los límites impuestos por las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

Mientras ese cerco impedía el accionar judicial, el concepto de justicia universal permitió que en España se avanzara en el juzgamiento de casos de violaciones a los derechos humanos, y se produjeran detenciones ordenadas por el juez Baltasar Garzón. Ahora “hay un reconocimiento internacional a la Argentina respecto a las investigaciones, y a que puede gestionar por sí mismo la búsqueda de la verdad de hechos sucedidos en su propio país, sin golpear las puertas de tribunales internacionales”.

En Utrecht, Holanda, Lozada fue distinguido como "Catedrático UNESCO 2008 en Paz, Democracia y Derechos Humanos", por la Universidad de esa ciudad. La nominación se produjo a raíz de las contribuciones académicas realizadas en dichos campos.

El Magistrado fue invitado durante dos meses a impartir clases en la Facultad de Derecho de la Universidad de Utrecht, con el objetivo de dar a conocer la evolución de los derechos humanos fundamentales en la República Argentina durante las últimas décadas.

“Las sentencias sobre casos de derechos humanos en la Argentina salen en todos los diarios europeos”, informó el magistrado, quien se reunió con la prensa tras su regreso a Bariloche.

Al igual que otros especialistas en el tema, el juez Lozada consideró que lo ideal desde el punto de vista conceptual sería la “unificación de las causas” que se siguen a los responsables de las desapariciones, muertes, torturas y robos durante la última dictadura, aunque planteó que, en la práctica, es “muy difícil” un proceso de este tipo. (ANB)

Comentá la nota