Europa inyecta un aluvión de euros para entonar la economía

Son US$ 620.000 millones, una cifra sin precedentes desde que estalló la crisis. El dinero lo colocó el Banco Europeo por medio de una subasta en la que participó el récord de 1.121 bancos. Busca así revertir la recesión que afecta al continente.
El Banco Central Europeo (BCE) inyectó ayer una cifra récord de más de 442.000 millones de euros (equivalente a unos 620.000 millones de dólares) en los bancos de los países de la zona euro, para ayudar a salir de la recesión que afecta al continente en el marco de la crisis global.

Se trata de la mayor cantidad adjudicada por el "guardián" del euro en su historia, en una operación de refinanciación, subrayaron sus portavoces en Fráncfort.

Con esta medida extraordinaria el BCE quiere facilitar a los bancos comerciales que concedan créditos a largo plazo y de este modo apoyar la reactivación de la economía de los países del euro, que atraviesa la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.

La concreción de esta "medida no convencional", que ya había sido anunciada a principios de mayo, tiene una validez de un año y un tipo de interés fijo del 1 por ciento.

La operación se liquida hoy y vence el 1 de julio de 2010, fecha en la que las entidades comerciales europeas tendrán que devolver el efectivo al BCE. Para entonces, las autoridades esperan que la economía de la región ya esté en recuperación.

El banco regula la política monetaria de la zona euro, pero no de toda la Unión Europea, algunos de cuyos países, como Gran Bretaña el más grande o nuevos socios del este europeo, no tienen la moneda común.

Según informó el banco emisor, que preside el francés Jean Claude Trichet, es su primera operación de subasta para la refinanciación con un año de vencimiento y participaron 1.121 bancos, una cifra notablemente alta.

Con ese tipo de medidas, el BCE pretende facilitar a los bancos la concesión de créditos a largo plazo para apoyar la reactivación de la economía de la eurozona, que atraviesa una grave retracción económica.

Así, lucha contra la crisis y la falta de liquidez de las entidades de la zona.

El BCE dijo que todas las solicitudes de bancos fueron aceptadas.

El monto de la operación supera el récord precedente de diciembre de 2007, cuando el Banco Central había prestado cerca de 349.000 millones de euros con ocasión de una operación de refinanciación en un lapso de dos semanas.

Para los bancos, esta operación a un año constituye una buena oportunidad, tal vez la última, de lograr liquidez del BCE a largo plazo y a un bajo interés, señalaron sus directivos.

"El BCE hace hoy lo justo y necesario para evitar una penuria de crédito", comentó a propósito de la operación el ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbruck, durante una conferencia de prensa sobre las previsiones presupuestarias del gobierno en Berlín.

La demanda ha resultado "ligeramente más fuerte de lo previsto", destacó a su vez Elga Bartsch, economista en Morgan Stanley.

No obstante, por muy voluminoso que sea el monto de crédito desbloqueado, la operación podría no tener el efecto calculado, adviertieron analistas.

"No hay ninguna garantía de que los bancos utilizarán esa liquidez suplementaria para prestar más" a los industriales o los particulares, advirtió por ejemplo Danielle Antonien, de Capital Economics.

En cuanto a las tasas, la mayoría de los expertos descarta una nueva reducción del tipo de interés de referencia, que se encuentra en un nivel históricamente bajo (1 por ciento).

Recientemente, la Reserva Federal de Estados Unidos (equivalente al BCE) dejó las tasas sin cambios, también en un nivel extremadamente bajo, que busca igualmente abaratar el costo del dinero y estimular el crédito en la actividad privada.

Axel Weber, un alto responsable del BCE, dijo que por el momento no es "necesario" que la institución tome nuevas medidas monetarias para apoyar la coyuntura.

La medida ayudará especialmente a bancos españoles, muy afectados por la crisis hipotecaria.

España es uno de los países de toda la UE, junto con las economías del este, más golpeadas por la crisis, sobre todo en materia de desempleo.

Según el diario británico Financial Times, la medida del BCE es un "paso dramático" para intentar sortear la crisis.

El FT cita el último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) que revisó hacia arriba su pronóstico de crecimiento para la UE por primera vez en dos años.

Ahora le entidad prevé una caída para sus 30 miembros (la mayoría europeos) de 4,1% este año, contra un pronóstico anterior más negativo, de 4,3%. Y espera ahora una modesta mejora para el año 2010, cuando en su anterior estudio proyectaba una ligera baja de la producción global.

Comentá la nota