Europa ingresó en recesión técnica por primera vez en su historia

La zona del euro sufrió un retroceso de un 0,2% en su PBI durante el tercer trimestre; se suma a la contracción registrada en Alemania, Italia y Hong Kong; la economía española cae después de 15 años de crecimiento
BRUSELAS.- Tras el crack financiero, Europa ingresó en una recesión por primera vez en su historia. El Producto Bruto Interno (PBI) de la zona del euro registró con un retroceso de un 0,2% en el tercer trimestre.

Así lo anunció hoy la Eurostat, la oficina europea de estadísticas, que indicó además que los precios se mantuvieron sin cambios en la región durante octubre, lo que dejó la tasa interanual en el 3,2%, cuatro décimas menos que en septiembre y su punto más bajo desde el pasado mes de enero.

Alemania e Italia están en recesión de manera individual, dijo Eurostat. Dos trimestres sucesivos con decrecimiento es una definición general de recesión.

Entre julio y septiembre también retrocedió la economía del Reino Unido, el 0,5%, después de no crecer en el segundo, mientras que la de Francia mostró un ligero repunte (0,1%), tras registrar una tasa negativa (-0,3%) en el periodo previo.

En España. En tanto, la economía española registró en el tercer trimestre del año una caída del 0,2%, su primer retroceso en quince años, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El crecimiento interanual de la economía entre julio y septiembre fue de sólo el 0,9%, la mitad del registrado en el segundo trimestre.

Según el INE, este dato demuestra que la economía española sigue mostrando un "perfil desacelerado", que se prolonga por sexto trimestre consecutivo. Ello se debe a una menor contribución al crecimiento de la demanda interna -consumo e inversión- que se ha visto compensada en parte por la aportación positiva del sector exterior.

El dato publicado hoy coincide con las estimaciones hechas en su último boletín económico por el Banco de España, que indicaba que también fue clave la inestabilidad en los mercados financieros. Desde comienzos del año, la ralentización de la actividad se refleja en la degradación de los índices de crecimiento y de empleo, y en las cuentas públicas.

Se trata del primer trimestre desde 1993 en el que el PBI español decrece y España queda así al borde de la recesión, si el retroceso se repite en el último trimestre del año.

Estos datos, avanzados ya provisionalmente en octubre, se confirman un día después de que Alemania anunciase que entró oficialmente en recesión.

Comentá la nota