HCD: los eucaliptus se quedan

Con acuerdo incluso de los manifestantes presentes en la sala, se votó pedir opinión de expertos locales en el tema antes de sacarlos. La votación salió con el doble voto de Julio Alem.
En la noche del jueves volvió a sesionar el Concejo Deliberante y debatió dos proyectos presentados por el bloque Frente Coalición Cívica (FCC) para evitar la tala de los dos eucaliptus que desde hace semanas son el centro de atención en el Parque Mitre desde que el Municipio anunció la decisión de cortarlos en el marco de la construcción de las "Obras del Bicentenario".

El tema tuvo un interminable debate en la noche que incluyó a los jóvenes que se manifiestan en el lugar donde están los árboles: el presidente Julio Alem y el bloque FCC –autor del proyecto- habían propuesto modificaciones, pero finalmente se votó el proyecto modificado también por el público de las barras, previa charla con los concejales en el cuarto intermedio.

La extensa sesión del Concejo Deliberante tuvo a éste entre sus temas principales, aunque también se dieron lagos debates, que en algún momento bordearon lo bizarro, cuando se trataron pases a archivo y un proyecto de "desagrado" de la Coalición con el aumento salarial en la provincia.

La presentación de los proyectos por el tema de los árboles estuvo a cargo de Virginia Pastor (FCC) quien leyó la argumentación del área de Hidráulica municipal con la recomendación de la extracción de las plantas. La concejal argumentó que en ese informe no se explica "la excavación de las máquinas. El socavamiento (de la barranca) lo hicieron las máquinas y eso no está dicho", sostuvo en referencia a la construcción de un camino que se lleva adelante y que está diseñado para pasar por el lugar donde están los eucaliptus. Pastor insistió en la responsabilidad del intendente José Eseverri y de la secretaria de Infraestructura Margarita Arregui en la decisión sobre el tema.

Pastor mencionó al principio de su intervención la voluntad de los manifestantes de dialogar con personal experto en el tema, en rechazo a la atención de la secretaria de Asuntos Legales el pasado lunes. Y agregó luego que en opinión del ingeniero Eduardo Saint Martin, deben contar además, con el equipamiento técnico adecuado.

Asimismo se refirió a uno de los puntos incluidos en el proyecto que es el rol del Concejo Deliberante en la decisión sobre las obras: "esto tuvo que haber pasado por el Concejo y nunca pasó. Y es contradictorio en que es el Parque del Bicentenario –que además, ¿quién eligió el nombre?- y se van a quitar dos árboles centenarios como esos", señaló Pastor y logró los primeros aplausos de la noche. Y finalmente, acusó al Gobierno municipal de trabajar con "incompetencia e improvisación".

La concejal Irene Blanco, del oficialismo, explicó que "anticiparse a los hechos es una obligación del Gobierno. Es por ello que el Departamento Ejecutivo en marco de la construcción del Parque del Bicentenario y ante el informe de la prestigiosa Dirección de Hidráulica, decidió tirar los dos árboles". Para la presidenta del bloque FpV, "el diálogo estuvo abierto" entre el intendente Eseverri y los manifestantes, agregó que "en otras épocas se talaron muchos árboles" y sostuvo que "esto se ha transformado en algo político".

Y agregó que la semana próxima llegará un inspector de Desarrollo Forestal del Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia para evaluar la situación, por pedido del Municipio.

Para Urlézaga (Primero Olavarría), se puede evitar la tala con el cambio de recorrido del camino a construir y rechazó la "politización" del tema que señaló Blanco.

Gustavo Álvarez (PI) también expuso en la noche del jueves y remarcó que al tratarse de un parque el lugar de la obra "deben preservarse los elementos constitutivos del parque, los árboles" y subrayó la conciencia ciudadana que llevó a la defensa de los árboles. Las prioridades, para el referente del PI, son reconstruir las barrancas erosionadas por las máquinas y cambiar el sendero para evitar la tala: "hay cuestiones que fueron apresuradas", sostuvo para agregar que "está muy bueno toda esta energía que se movilizó, pero nuestro esfuerzo debería estar en otros dramas sociales", dijo contextualizando la importancia del debate ante otros problemas que aquejan a la Ciudad.

Luego el presidente del cuerpo pidió permiso para argumentar sobre el tema desde su lugar –en vez de bajar a una banca tal como establece el estatuto- y expuso su defensa de los espacios verdes y su rechazo a las reformas de este tipo en parques. "Es un disparate. Ninguno de nosotros justifica tirar árboles", afirmo para recordar los debates que sostuvo con Helios Eseverri con quien tenía una mirada opuesta sobre las obras en espacios verdes. Y agregó que "la única razón que justificaría tirarlos es por seguridad. Deberíamos buscar una opinión con solvencia técnica que nos diga si son peligrosos" y pasó a su propuesta de votación: agregar que se abstengan de tirar los árboles hasta que se disponga de una opinión técnica que sea indudable.

Con la afirmación de que en ese mismo sentido había hablado Irene Blanco, se pasó a un cuarto intermedio donde se amplió la negociación sobre el tema: intervino la barra, donde estaban los participantes de la manifestación en el parque. Ellos pedían que el experto en el tema para evaluar la permanencia o la tala de los eucaliptus fuera de Olavarría, y lograron su pedido. Cominotto, Urlézaga y Alem hablaron con ellos.

Tras una nueva ronda de exposiciones a la vuelta del cuarto intermedio, se pasó votación: los árboles se quedan a esperar un estudio técnico olavarriense propuesto por los manifestantes. La votación se logró por mayoría con los votos del FpV, PI y el doble voto del presidente.

Comentá la nota