Eucaliptos: ni la visita del Intendente, ni la lluvia lograron correr a los acampantes

Pedían hablar con el Intendente. Y Eseverri fue. Pero eso no bastó para que dejaran el camping al pie de los árboles. Ayer soportaron la tormenta y repitieron que no se irán. La polémica por la tala no termina.
Contra todo, los jóvenes que acampan en el Parque Mitre, al pie de los dos eucaliptos que defienden de la tala municipal, se mantienen en el lugar. Ni la sorpresiva visita que el Intendente realizó el viernes, ni la lluvia, el viento y el frío de ayer bastaron para que bajaran los brazos. Desde la noche del viernes 18 permanecen al pie de los árboles y prometen quedarse allí hasta estar seguros de haber llegado a una solución que los satisfaga.

Mañana a las 10 asistirán a una entrevista, cara a cara, con el jefe comunal en el Palacio San Martín. Y para el martes esperan la inspección de campo que realizará un técnico, tal como se acordó en la última sesión del HCD, con la finalidad de evaluar cuál será el destino final de los eucaliptos. Mientras tanto, no se moverán de la carpa para evitar un procedimiento sorpresivo. Y cuando lo hagan mantendrán una guardia permanente.

El viento y la lluvia de ayer les generaron "bastantes complicaciones", tal como admitieron a EL POPULAR. Sin embargo, la rotura de un cierre de la carpa, que los dejó más expuestos que nunca, tampoco los preocupó.

La mayoría de ellos se sorprendió cuando el viernes a la noche llegó Eseverri de visita, con un gesto paternal que valoraron, pero no les resultó suficiente. "En realidad, después del encuentro con el intendente la cosa siguió como si nada hubiese pasado", resumió ayer una de las adolescentes apostadas en el lugar. Contó que cuando "Eseverri llegó, enseguida se acercó para hablar con los chicos que en ese momento estaban dentro de la carpa. Pero la gente más grande, que está en la movida de Facebook estaba reunida enfrente, en la casa de Luis Rodríguez. Cuando lo vieron venir se cruzaron, y parece que el Intendente no quería hablar con ellos, porque ahí se fue apurado". En ese momento, "cuando quisimos hablar un poco más con Eseverri, se iba caminando apurado y lo único que nos decía era 'el lunes hablamos, el lunes hablamos...'".

¿Qué les dijo el Intendente? "Supuestamente fue para convencernos de que no nos quedáramos ahí, que no pasáramos más frío. Pidió que nos quedáramos tranquilos y nos invitó a ir a hablar el lunes a la mañana a su despacho", dijo la misma chica ¿Por qué se quedaron a pesar del pedido de Eseverri? "Primero, porque seguimos viendo cómo continúan cavando al lado de las raíces. Y segundo, porque no terminamos de confiar en su palabra", deslizó.

Para ella, detrás del gesto paternal de Eseverri se escondía otra intención. "En realidad, es como que nos dimos cuenta que quería que saliéramos de ahí porque hoy (por ayer) venía Pino Solanas y porque estaba el campeonato de skate en la pista nueva. Era como que buscaban que nos fuéramos para que los que venían de afuera no vieran lo que está pasando".

Después de una semana en el improvisado camping, los adolescentes repitieron ayer la misma respuesta a las numerosas preguntas recibidas: "Nos vamos a quedar igual, aunque se nos está complicando bastante con la lluvia y el viento", remarcan.

Con el correr de los días, y el desgaste lógico que provoca la situación, cada vez son más los chicos que se empiezan a sentir solos.

Una de las voces resumió que ya no se sienten contenidos por los mayores que iniciaron la lucha ambiental en Facebook. "La verdad es que no nos está gustando mucho lo que hacen algunos grandes. Es como que nos están usando a nosotros para poner el cuerpo, y la mayoría de ellos no vienen ni quince minutos por día a la carpa", reprochó. Pero tampoco el sentimiento de comenzar a sentir estar siendo utilizados les hace cambiar de idea. "No sabemos qué va a pasar en la reunión del lunes, ni cuando venga el técnico el martes. Lo único que sabemos es que no nos vamos a mover de acá", dijo.

Mientras tanto, el grupo creado en Facebook ¡No a la tala de árboles y arbustos en el Parque Mitre! ya ascendía ayer a los 4.904 miembros. Pese a lo apuntado por una de las adolescentes acampantes, durante toda la tarde, los mensajes subidos a la red coordinaban la ayuda para los chicos, especialmente en el momento que el viento arrancó las estacas y rompió el cierre de la carpa.

Comentá la nota