La ETOF se volvería a licitar antes de fin de año.

El Estado provincial tomó posesión de la terminal este jueves. Tras la etapa de inventario se harán mejoras en infraestructura para luego llamar a una nueva licitación. Son 13 trabajadores que tiene la ETOF que no perderán sus puestos de trabajo y seguirán cobrando como empleados de comercio
La Estación Terminal de Ómnibus de Formosa (ETOF) estaba siendo administrada por una interdicción judicial que tenía la empresa Viggiano Construcciones, concesionaria de ese espacio y, ante una serie de irregularidades detectadas la provincia resolvió este jueves devolverla a manos estatales y conformar una unidad administrativa para su manejo hasta tanto vuelva a ser concesionada.

Irregularidades

Guillermo Escobar, subsecretario de Coordinación Legal y Técnica del Ministerio de Planificación mencionó entre las irregularidades la falta de pago del canon correspondiente, el no cumplimiento del plan de inversiones previsto en el pliego y el hecho de que dentro de la administración judicial que manejaba la terminal, se decretó el proceso de quiebra.

Preservar servicios

La unidad administrativa creada "tiene por fin preservar los servicios de la terminal así como las fuentes de trabajo de los empleados" indicó Escobar en Radio Uno Formosa. "La idea es tratar de sanear algo en materia de infraestructura, ordenar administrativamente el manejo de la terminal y luego redactar los pliegos para llamar nuevamente a concesión" dijo, lo que estimó podría ocurrir antes de fin de año.

Empleados y alquileres

Con respecto a la situación de los 13 trabajadores de la ETOF; aclaró que "no pasan a depender del Estado provincial" sino que seguirán cobrando sueldos del escalafón de empleados de comercio" al cual pertenecen y, cuando se vuelva a licitar la terminal, serán absorbidos por el nuevo concesionario.

"Los ingresos en la terminal alcanzan perfectamente para el pago de sueldos, la terminal se autofinancia" aseguró y, con relación a los contratos de alquiler sostuvo que se respetarán y luego se verá en la medida en que vayan venciendo.

Empleados

Según indicaron algunos empleados consultados –que solicitaron resguardar la fuente-, estarían satisfechos con esta decisión que se tomó desde la provincia, debido a que se sentían en una inestabilidad laboral constante: "No sabíamos en que íbamos a terminar", indicó uno de ellos. Es por ello que puntualmente indicaron: "Estamos contentos, porque con la interdicción judicial estábamos mal".

Comentá la nota