El eterno problema de las pérdidas de agua potable

El eterno problema de las pérdidas de agua potable

La calle Manuel Quiroga, que atraviesa el Barrio AMECOM y el Barrio 7 de Septiembre III, en Rawson, se convirtió en la arteria de las inundaciones y de los parches. Esta situación comenzó hace varios años, aunque se intensificó en los últimos tiempos. La causa: las permanentes roturas de caños de agua potable y, en consecuencia, del pavimento.

Desde hace unos dos años aproximadamente, estas roturas son materia corriente a lo largo de esta calle, al menos en el tramo comprendido entre los dos barrios mencionados. Incluso en una ocasión se produjeron dos roturas al mismos tiempo y esta situación fue reflejada en una nota publicada por DIARIO DE CUYO. Es que la pérdida de agua potable fue tal y duró tanto tiempo que formó una gran laguna donde los vecinos colocaron un cartel que decía: "Lago El OSSE, pesca de zica, dengue y chikungunya''.

Cada dos o tres semanas se rompe algún caño en un sector nuevo de la calle Quiroga y su reparación no es inmediata (puede demorar hasta más de un mes), pese a los reiterados reclamos que hacen los vecinos en OSSE. Pero eso no es todo. Luego de que esta entidad arregla la pérdida de agua, hay que esperar un tiempo más para que repare el pavimento por lo que tránsito se complica por un tiempo más.

Actualmente, y desde hace casi dos meses, hay dos pérdidas de agua potable nuevas. Una provocó un pozo en el pavimento que ocupa casi todo el ancho de la calle y la otra ya formó una laguna.

Es evidente que el problema radica en el mal estado de la cañería por lo que se requiere una mejor intervención. ¿No sería más conveniente para OSSE reemplazarla antes que emparcharla de tanto en tanto''. Es una pregunta que deberían responder las autoridades pertinentes. 

Alicia de Romero    DNI 23.058.248

Coment� la nota