Etapa final del escándalo por los chanchos en Diputados

A partir de la inasistencia de Marta Torres, Mónica Atrib y Maximiliano Brumec, los legisladores comenzarán a analizar las pruebas recogidas hasta el momento. El informe final será elevado a la Justicia.

Pasaron seis meses. La última vez que Marta Torres estuvo en Diputados fue durante la interpelación del pasado 30 de abril.

Finalmente, la ex ministra de Desarrollo Social Marta Torres no asistió a la convocatoria de la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados que analiza porqué mercadería del organismo asistencial terminó en chiqueros de cerdos del departamento Capayán.

Tampoco fue el ex director de Stock y Control de Calidad (antes de que se hiciera cargo Marino Varela) y del programa PIO, Maximiliano Brumec. Y la ex directora de Promoción Alimentaria Mónica Atrib justificó el faltazo a través de un escrito elaborado por su representante legal. (Ver aparte).

Estas ausencias fueron determinantes para que la comisión en horas de la tarde decidiera ingresar de lleno en el análisis de las pruebas y testimonios recogidos hasta la fecha. Comenzarán a elaborar un informe sobre el escándalo de los chanchos, aunque no se descarta alguna nueva convocatoria de ex funcionarios.

Sin embargo, desde la comisión anticiparon que una vez concluido el informe, con su correspondiente dictamen, será dado a conocer en la Cámara baja. Y de inmediato se elevarán las actuaciones a la Justicia -a modo de ampliación de denuncia- para que se adjunte al expediente que se abrió a fines de abril cuando se realizó el primer allanamiento en un chiquero en Miraflores.

"Todos los ex funcionarios de Desarrollo Social tuvieron la oportunidad de dar su versión de los hechos y despejar dudas. Algunos decidieron tomar en serio el trabajo que estamos llevando a cabo desde hace más de tres meses y respondieron ante la requisitoria. En cambio otros decidieron no venir. Después no habrá lugar a reclamos", manifestó a EL ANCASTI el presidente de la comisión, Oscar Vera (PJ).

Los legisladores, acompañados por taquígrafas y secretarios de bloque de la Cámara baja, esperaron en vano desde las 9 hasta pasadas las 10.30 la presencia de los ex funcionarios.

Comentá la nota