Etapa de debate y gestión de políticas culturales a largo plazo

El titular de la cartera cultural de la Provincia, Gabriel Romero, adelantó cuáles son los pilares fundamentales sobre los que emprenderá su administración. Habló de la creación de un Consejo Provincial de Cultura, de autarquía administrativa y económica del organismo y hasta de impulsar una serie de leyes que permitirán la generación de recursos propios y lograr independencia de otros estamentos provinciales.
Enero y febrero, a diferencia de otras áreas de la Administración Pública provincial, son meses muy activos en materia cultural; el actual Subsecretario de Cultura de la Provincia, Gabriel Romero, lleva casi dos meses de gestión y no ha tenido respiro frente a distintas actividades y acontecimientos que se fueron suscitando con el correr de las semanas, entre ellos asumir la reprogramación de la 20ª Fiesta Nacional del Chamamé a poco más de 72 horas de su inicio previsto para el 6 de enero pasado, como consecuencia de la crisis energética que afectó a la provincia.

En los últimos días ha recorrido varias localidades del Interior y mantuvo contacto con jefes comunales y directores de Cultura de municipios, llevando en principio el apoyo de la actual gestión provincial a festivales importantes que forman parte de la agenda de actividades a desarrollarse en las próximas semanas, tal es el caso de la Fiesta Provincial del Chamamé Tradicional en Mburucuyá o el Congreso Provincial de Cultura que se realizará el 11 y 12 de marzo en Goya.

No obstante, más allá de las cuestiones coyunturales a las que tiene que hacer frente, Romero mantiene vigente y no desaprovecha oportunidad para llevar adelante la planificación con la que llegó al cargo.

En el marco de las reuniones y recorridas que mantiene con los distintos hacedores, directivos y gestores culturales comenzó por poner en marcha justamente aquel Plan Estratégico de Cultura, que en plena etapa de campaña electoral había presentado con bombos y platillos en la Sociedad Española y del que participó Ricardo Colombi, entonces candidato a gobernador.

En relación, justamente, a esta nueva etapa ya de implementación de lo que son los pilares de la política cultural que se emprende desde la Subsecretaría de Cultura, es que el funcionario en diálogo con este medio, accedió a ahondar en algunos de ellos.

Es así que insistió en que los problemas más importantes que tiene toda gestión cultural, en base al diagnóstico elaborado a lo largo de 2009 -léase Plan Estratégico- tienen que ver con "la falta de una continuidad de las gestiones, la necesidad de una autarquía administrativa y económica, la necesidad de dar participación al interior conformando una gestión absolutamente federal y la necesidad de generar recursos".

Frente a esto, las respuestas son directas para Gabriel Romero: "la propuesta de autarquía, la Ley de Mecenazgo, la creación de un Consejo Provincial de Cultura integrado por los directores de Cultura de toda la provincia y tratar de definir políticas públicas en cultura que trasciendan más allá de las gestiones políticas".

AUTARQUÍA

La referencia a la autonomía del área cultural no es nueva ni para este funcionario ni para los correntinos. Durante la primera gobernación de Ricardo Colombi, el entonces subsecretario de Cultura, Norberto Lischinsky, ya había impulsado una serie de leyes culturales entre las que se encontraba la creación de un Instituto de Cultura, independiente de cualquier estamento gubernamental, con presupuesto propio.

Ese proyecto no prosperó en la Legislatura y aún en la actualidad la Subsecretaría se encuentra bajo la órbita del Ministerio de Educación de la provincia. Respecto a esto explicó que aquel intento se frustró porque "hubo dos o tres leyes que trabajaron en torno a una Ley de Instituto de Cultura, pero los tiempos cambian. Hoy tenemos nuevos modelos que sirven de referencia".

El punto es lograr la autarquía y el financiamiento, y para ello Gabriel Romero sostiene que "la intención es pensar en un Instituto de Cultura teniendo en cuenta las realidades regionales". En ese sentido resalta por ejemplo "el rol que tiene Cultura casi de rasgo ministerial en Formosa, la creación del Instituto de Cultura en el Chaco y el ente de Cultura en Misiones alientan este proyecto".

"En el caso de Corrientes hay que reformular la relación con el Ejecutivo, solicitando autarquía, y una participación mucho más directa en la definición de los presupuestos definiendo una política sustentable y sostenible para toda la provincia", agregó.

"Además, el proyecto va a cambiar en cuestiones que tienen que ver con la gobernabilidad del instituto, el funcionamiento y insertará la creación del Consejo Provincial de Cultura. Será un ente consultivo y garantizará la participación concreta en la definición de los proyectos y en posibles aportes económicos a las diferentes ciudades de la provincia".

LEY FEDERAL Y PROVINCIAL

Hay otro tema en discusión por estos días, no sólo en Corrientes sino en todo el país y tiene que ver con la Ley Federal de Cultura que se impulsa desde la Nación, enmarcado incluso en los debates por el Bicentenario de la Patria, y que tiene su correlato de debate en esta provincia.

En particular se refiere a que si bien Corrientes ha participado en algunas conversaciones "todavía esta retrasada en este tema que se viene trabajando en diferentes ámbitos. El 14 de diciembre pasado participamos de un foro regional de discusión de la Ley Federal de Cultura en la que comenzamos a presentar algunos temas. Nosotros aprovechamos el debate para hablar de una Ley Provincial de Cultura que contenga algunos puntos surgidos de las jornadas de diagnóstico", señaló.

Al parecer, es igual de importante la necesidad que tiene esta provincia de contar con una legislación en este sentido. "El Congreso Provincial de Cultura que se hará en Goya, donde el jueves trabajamos con las autoridades municipales, será también el inicio de la búsqueda de consenso y acuerdos para una normativa provincial, para la cual dispararemos reuniones con referentes locales, regionales y nacionales. No sólo gubernamentales, sino también actores independientes que trabajan en la cultura".

El titular de la cartera cultural de la Provincia hizo hincapié en que habrá apertura y participación en la elaboración de los proyectos de ley. "La intención es que todos participen en las diferentes instancias de discusión, que no se va a limitar a una charla de presentación de la ley; sino contará con el aporte de oradores, técnicos e intelectuales que ya formaron parte en la creación de otros institutos y tiene manejo y conocimiento en la elaboración de leyes vinculadas a la cultura".

MECENAZGO

Para el subsecretario no se debe descartar el financiamiento privado. "El mecenazgo es una posibilidad, que estudiamos, que posibilita obtener recursos a través de la contribución de las empresas privadas, de personas no físicas que puedan apostar al desarrollo de una gestión cultural mediante los aportes de lo que debería ser integrado a Ingresos Brutos y que pueden ser absorbidos en proyectos concretos de cultura".

Frente a las propuestas que se estudian desde su gestión y que necesariamente deberán ser tratadas en la Legislatura provincial, Gabriel Romero se mostró optimista, y defendió su posición explicando que "cuando hablamos de cultura tenemos que hacer hincapié en el rol como una posibilidad de inserción social y de desarrollo económico. En esta dimensión, nadie puede negarse a la importancia que tiene la cultura o el espacio cultural como un ámbito realmente importante para el desarrollo de la provincia".

"Nosotros, en principio, vamos a crear en otros ámbitos el debate por estas propuestas; por supuesto, se trata de una iniciativa que cuenta con el apoyo del señor Gobernador, quien va a articular la suerte de este proyecto", culminó. (MM)

Comentá la nota