Estuvieron con el PE, pero irán por fuera.

Dirigentes enfrentados con el alperovichismo están dispuestos a medir fuerzas.
La efervescencia electoral no sólo es patrimonio del oficialismo. También algunos referentes de la oposición comenzaron a acelerar las reuniones para que el domingo 28 de junio no los encuentre desprovistos de abrigo. Casualidad o no, los frentes que más avanzados aparecen son liderados por dirigentes que, en algún momento, se mostraron cerca del alperovichismo.

Los que ya decidieron presentar listas son el legislador Roberto Palina y el ex parlamentario Gumersindo Parajón. El titular de Fotia integra el bloque oficialista en la Cámara y aspira a una candidatura a senador, mientras que el jubilado empleado judicial competirá por un lugar en Diputados. El sello que utilizarán será el del partido Pueblo Unido.

Otro legislador, Jorge Mendía, deslizó que se presentará en las elecciones legislativas. Su participación persigue un rol testimonial, toda vez que el radical se atribuye la representación del vicepresidente, Julio César Cleto Cobos, en Tucumán. Para eso, ya mantuvo reuniones informales con dirigentes expulsados de la UCR, luego de haber intentado en vano un acercamiento con Palina. En Casa de Gobierno dan por descontado que será de la partida, ya sea en junio o bien el 25 de octubre.

El sector que también anunció su participación en los comicios de mitad de mandato está liderado por el ex funcionario del Poder Ejecutivo, Federico Masso, y por el ex legislador Héctor Romano. El ex secretario de Atención a las Urgencias Climáticas y Emergencias Sociales dimitió de su cargo por diferencias con el Gobierno, como los últimos aumentos tarifarios. En su espacio, el Movimiento Libres del Sur, interpretaron que la vuelta de Susana Montaldo a ocupar su banca legislativa (interinamente a cargo de Romano) constituyó una maniobra para desplazarlos. También alejados del kirchnerismo, Masso y Romano están dispuestos a medir fuerzas con el alperovichismo.

Comentá la nota