Un estudio vaticina que el desempleo aumentará 1% en el próximo trimestre

El desempleo en la Argentina aumentará un 1% en el próximo trimestre debido a la incertidumbre que sufren los empresarios por los efectos que la crisis mundial tendría en el país, según una encuesta.
La intención de los empresarios argentinos de contratar personal sigue en caída por la crisis externa y para el próximo trimestre alcanza una retracción del 1 por ciento, lo que significa el primer valor negativo desde 2007.

Por la incertidumbre que provoca el colapso financiero mundial, el 10 por ciento de los empleadores prevé despedir trabajadores, mientras que el 9 estima que demandará más mano de obra y el 77 asegura que no modificará su plantilla actual.

Así lo señaló la Encuesta de Expectativas de Empleo Manpower que se lleva a cabo trimestralmente en 32 países, incluida la Argentina, para medir la intención de unos 71 mil empresarios de aumentar o disminuir el número de empleados.

El estudio se realiza en el país de 2007 y es la primera vez que la Expectativa Neta de Empleo (ENE) cae hasta alcanzar valores negativos: -1 por ciento para abril, mayo y junio.

De todas maneras, los expertos que realizan el estudio señalaron que, de acuerdo a un enfoque técnico, las perspectivas de los empleadores debería considerarse "estable" y "no pesimista" ya que la caída es leve y no se compara con el desplome registrado en otros países.

No obstante, desde el primer trimestre de 2008 las expectativas perdieron 7 puntos por trimestre hasta llegar a la situación negativa actual.

El índice muestra una persistente tendencia negativa que genera que por primera vez no se anticipe algún crecimiento en las dotaciones de las empresas.

Manpower es la compañía líder mundial en la provisión de servicios integrales de Recursos Humanos y señala que el resultado negativo al que llegó la última encuesta advierte sobre un escenario laboral atrapado por la incertidumbre.

"Los resultados de la encuesta nos fuerzan a hablar de la existencia de incertidumbre en el mercado de empleo argentino", dijo el director General de Manpower Argentina, Alfredo Fagalde.

Según el ejecutivo, esa incertidumbre se debe a las fluctuaciones de los mercados, la confirmación de una situación de recesión económica en muchos países centrales y la falta de "certeza" sobre el resultado de las medidas adoptadas por los gobiernos.

En ese sentido, dijo que el impacto que esas cuestiones tendrá en la economía de la Argentina "probablemente esté afectando la planificación de contrataciones".

El descenso de las expectativas hasta un valor negativo de -1 por ciento significa una caída del índice de 9 puntos respecto de la última encuesta (publicada en diciembre) y de un 33 por ciento en comparación con los resultados del mismo trimestre de 2008.

Manufacturas, Administración Pública y Educación, y Transportes y Servicios Públicos, son los sectores más optimistas y los que frenaron una mayor caída de las expectativas.

"En esos sectores se registra una notable capacidad de resistencia, con Expectativas Netas de Empleo que superan en todos los casos el 4 por ciento", señaló el estudio.

Contrariamente, sectores que solían tener resultados "muy auspiciosos" desde 2007, presentan expectativas poco optimistas, como Minería y Construcción, que planea despedir al 5 por ciento de sus empleados, y Servicios, al 7 por ciento.

Otro de lo ámbitos que registraría contracciones en los próximos tres meses es el de Finanzas, Seguros y Bienes Raíces, que preve despedir al 8 por ciento de su plantilla de trabajadores, 16 puntos más que en la última encuesta y 46 respecto de un año atrás.

Por el conflicto protagonizado por el Gobierno y la Mesa de Enlace agropecuaria, la sequía y la caída de los precios internacionales, las expectativas del campo indican que se reducirán los puestos de trabajo un 7 por ciento.

La única región del país donde las expectativas son íntegramente positivas es en el NOA -comprendida por Jujuy, Tucumán, Salta, Catamarca, Santiago de Estero y La Rioja- donde alcanzó un valor de 16 por ciento.

En el resto del país, los empresarios analizan reducir o mantener el número de trabajadores.

"Como conclusión podría decirse que en un año el mercado de empleo argentino pasó de una etapa de crecimiento y perspectivas auspiciosas a un momento de cautela e incertidumbre", dijo Fagalde.

Comentá la nota