Un estudio revela que para los argentinos el Campo es el motor de la economía, pero está estancado

Un estudio revela que para los argentinos el Campo es el motor de la economía, pero está estancado
Tras el conflicto por las retenciones móviles, que comenzó en marzo de 2008, el sector agropecuario regresó al centro de la escena nacional. Declaraciones cruzadas entre la Mesa de Enlace y el Gobierno se sucedieron en este año y medio. El voto no positivo de Cobos y la derrota del oficialismo en las elecciones legislativas, donde participaron como candidatos referentes del sector, afianzaron el protagonismo del Campo.
Un reciente estudio de la consultora TNS Argentina indagó sobre la percepción de los argentinos ante este sector. La principal conclusión: los ciudadanos ven al Campo como un sector clave de la economía, pero consideran que "está estancado y las perspectivas sobre cómo evolucionará en el futuro no son claras". Otro dato a tener en cuenta es que consideran que el principal problema que enfrenta el sector es el conflicto con el gobierno.

De los 1010 encuestados en 26 ciudades del país, el 51% consideró que el campo es el sector más importante de la economía argentina. El 38% opinó que es igual de importante a otros sectores. Sólo un 7% dijo que es menos importante que otros sectores.

La importancia asignada al Campo es alta en todos los estratos sociodemográficos y crece aún más a mayor edad (63% de los mayores de 65 años), en los niveles socioeconómico y educativo más bajos (60% en los primarios y 57% en la clase baja) , y en el Interior del país (55%).

En tanto, la proporción de quienes opinan que el Campo es igual de importante que otros sectores crece entre los jóvenes (45%), los universitarios (52%), la clase alta y media alta (50%) y en la Capital Federal (47%).

# Dificultades

Otro tramo del estudio, asegura que en la mayoría de los encuestados coinciden en señalar que el Campo es un sector en dificultades y se está estancado.

En relación a la evolución del sector en los últimos años, el 52% opina que está estancado, mientras que 23% declara que está en retroceso. En menor medida, solo el 17% opinan que es un sector crecimiento. En cuanto a la opinión más pesimista ésta se registra con mayor frecuencia entre los universitarios (35%) y los sectores de mayor poder adquisitivo (34%).

En cuanto a las perspectivas para los próximos 12 meses, la población se mostró dividida: mientras que tres de cada diez entrevistados creen que estará mejor de aquí a un año, una proporción similar piensa que seguirá igual, y dos de cada diez pronostican un empeoramiento.

# Relación Campo-Gobierno

El 55% de las respuestas destacó que el principal conflicto que acarrea el campo es su enfrentamiento con el Gobierno de Cristina de Kirchner. No obstante, no es el único, pues le siguen una serie de temas como las condiciones climáticas desfavorables, las altas retenciones, las trabas a las exportaciones, y la falta de una política agropecuaria, integral entre otros.

Luego, uno de cada diez entrevistados hace alusión a los siguientes problemas: falta de crédito, deterioro de los suelos, precios internacionales bajos, falta de inversión por parte de los productores, precios nacionales bajos, baja producción, y alta concentración de la tierra.

"Esto muestra que el conflicto político con el Campo se mantiene como un tema irresuelto. Además se advierte que la agenda del Campo es un tema complejo con distintas aristas a tener en cuenta", asegura el informe de TNS Argentina.

Pese al contexto global complicado por la crisis económica, los problemas climáticos, los resultados del estudio ponen de manifiesto que la ciudadanía considera al Campo como un motor de la economía, pero también revela que lo perciben enfrentando importantes dificultades y con un panorama incierto en el mediano plazo.

Comentá la nota