Estudio de ADN para los hijos de Noble

Un tribunal criticó severamente que el juez Bergesio demorara los exámenes para conocer la identidad de los hijos de la directora de Clarín.

En un fallo crítico de la actuación del juez federal de San Isidro Conrado Bergesio –quien lleva la causa que investiga si los hijos de la adoptados de manera irregular de la directora del Grupo Clarín, Ernestina Herrera de Noble, son hijos de desaparecidos–, la Cámara Federal de San Martín ordenó que se tomen las muestras de ADN necesarias para conocer la verdadera identidad de Felipe y Marcela Noble Herrera.

Sin rodeos, el documento que lleva la firma de los jueces de la Sala 2, Hugo Gurruchaga y Alberto Criscuolo, dispone que "el juez Bergesio lleve a cabo las tomas de muestra de ADN de Felipe y Marcela Noble Herrera para someter de forma inmediata y sin más dilaciones a los cotejos necesarios". Sucede que, ante los lentos movimientos del juez, la Cámara Federal de San Martín ya le había recomendado a fines de septiembre, que "en forma urgente y sin demoras", lleve adelante las medidas. Pero el juez siguió demorando.

Buena parte del fallo judicial, que reclama acelerar el proceso de identificación de los hijos de Herrera de Noble, se extiende en críticas hacia el trabajo del juez Bergesio. "Se enreda en discusiones inconducentes a la par que no realiza la medida básica esencial e impostergable de ejecutar la toma de muestras de ADN", apunta en un tramo contundente del texto.

Algunas líneas más abajo, los jueces firmantes redoblan la apuesta: "Tal omisión resulta a esta altura manifiestamente injustificada en particular cuando se advierte que el trámite de esta causa lleva más de siete años y que a pesar de lo señalado por el tribunal la medida de prueba no se ha realizado".

En la misma dirección, el fallo hace alusión a la resolución de la Corte Suprema de Justicia que, en el expediente de la causa "Prieto", había habilitado la obtención de muestras de ADN de elementos personales mediante un allanamiento. Sin embargo, la expresión de la Cámara Federal surge poco antes de la feria judicial, con lo cual difícilmente genere efectos inmediatos.

La causa que investiga la presunta apropiación ilegal de los hijos de Herrera de Noble fue impulsada hace años por las Abuelas de Plaza de Mayo. Es precisamente el organismo que encabeza Estela Carlotto el que espera los resultados de las muestras de ADN y el que requirió que se ordene el entrecruzamiento del material genético con el de las familias Lanoscou-Miranda y Gualdero-García, en primera instancia, y con otras 20 familias, en caso de ser necesario.

El fallo no establece explícitamente dónde deberían llevarse a cabo las pruebas de ADN, aunque revoca el fallo de Bergesio que califica de inconstitucional el decreto de la presidenta Cristina Kirchner que ratificó que las pruebas debe realizarlas el Banco Genético del Hospital Durán y no en el Cuerpo Médico Forense, como pretenden los abogados de Felipe y Marcela Herrera de Noble.

En el marco de la misma causa, ayer se produjo el careo entre el CEO de Clarín, Héctor Magnetto, y el ex dueño del diario La Razón, José Pirillo. Este último había testimoniado que en 1985 el CEO del multimedio le había dicho que fue quien "hizo la gestión para que (el dictador Jorge) Videla le consiguiera los chicos" a la dueña de Clarín. El encuentro se redujo a un juego de acusaciones cruzadas en el que los dos se trataron de mentirosos.

Comentá la nota