Estudiantes sufrió una durísima derrota en su debut copero.

Estudiantes sufrió una durísima derrota en su debut copero.
COPA LIBERTADORES / CRUZEIRO 3 - ESTUDIANTES 0: Una contundente derrota por 3 a 0 que tuvo más efecto en el marcador que en el juego, fue la que sufrió anoche Estudiantes de La Plata a manos de Cruzeiro, de Brasil, en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, donde los locales todavía no perdieron este año, en el debut de ambos en el grupo 5 de la Copa Libertadores.
Estudiantes salió dispuesto a no regalarle terreno en el arranque a los brasileños, disponiendo para ello de un eficaz trabajo de circulación que desarrollaban los mediocampistas Juan Sebastián Verón, Enzo Pérez y Leandro Benítez.

En tanto que para la contención el que se desdoblaba, como siempre, era Rodrigo Braña.

Por poco más de 20 minutos el "pincha" sostuvo esta postura y evitó que el arquero Mariano Andujar pasara demasiado sobresaltos, llegando inclusive con riesgo mediante un cabezazo de Leandro Desábato.

Pero en la mitad de la etapa el desarrollo comenzó a cambiar de mano cuando Verón, que hoy volvía a la titularidad después de una lesión muscular, empezó a sentir el esfuerzo que conllevaba su permanente despliegue en todo el ancho del terreno medio.

Y cuando la "Brujita" empezó a declinar en su accionar, la pelota fue pasando cada vez más a poder de los brasileños.

De esta manera el juego se trasladó peligrosamente hasta las cercanías del arco argentino, lo que obligó al equipo de Leonardo Astrada a cerrarse atrás.

Pero para obturar cualquier intento de los locales fue clave que Verón se ubicara como un clásico cuevero, pegado a los zagueros centrales.

Y con su inteligencia el capitán albirrojo propició que el final de la primera etapa fuera tranquilo para Andujar y compañía.

El comienzo de la segunda mitad del encuentro fue similar al de la primera parte, con Estudiantes "copando la parada" y llegando inclusive con riesgo en dos oportunidades con mauro Boselli como asistidor del uruguayo Juan Salgueiro, que a punto estuvo de vulnerar al inseguro arquero Fabio.

Pero en un ataque esporádico de los brasileños se definió el partido, a partir de un error del árbitro paraguayo Carlos Amarilla, que sancionó un inexistente penal de Germán Ré sobre Thiago Ribeiro.

La ejecución la transformó exitosamente en gol Fernandinho y los azules se encontraron inmerecidamente en ventaja.

Pero nadie imaginaba lo que estaba por venir: los cinco minutos del ingresado Kleber, que sobre el cuarto de hora de la segunda etapa reemplazó al mencionado Thiago Ribeiro.

A los 24 minutos Kleber anotó el segundo tanto con un preciso derechazo cruzado, a los 27 repitió con otro remate bajo al primer palo de Andújar, y a los 29 se fue expulsado tras aplicarle un fuerte puntapie a Verón, recibiendo la segunda tarjeta amarilla, ya que en su primera conquista registró la primera por sacarse la camiseta.

Con un jugador menos y tres goles más, Cruzeiro retrotrajo rápidamente sus líneas y dejó venir a un Estudiantes golpeado, al que no le sirvieron de mucho los ingresos de José Luis Calderón, Gastón Fernández y Christian Sánchez Prette.

El triunfo se consumó entonces con holgura para Cruzeiro y abrió otra herida en los "pinchas", que llevaron su flojo presente del torneo Clausura argentino a la Copa Libertadores.

Final anunciado entonces y Estudiantes que empezó con muy mal pie su participación en el grupo 5, aunque quizás ante el rivel más difícil de los cuatro que lo componen (los otros son Universitario de Sucre y Deportivo Quito, que ya empataron 1 a 1).

Comentá la nota