Estudiantes presentaron el proyecto en el que exigen la suspensión del aumento en el precio del boleto de colectivo

La iniciativa fue presentada este martes ante el Concejo Deliberante para que solicite a las autoridades paranaenses la marcha atrás con la medida dispuesta por decreto y que gestione subsidios ante el gobierno nacional.
Estudiantes secundarios, terciarios y universitarios presentaron este martes el proyecto de ordenanza solicitando la derogación del aumento del boleto del transporte urbano de pasajeros de Paraná. A su vez, la iniciativa reclama al Concejo Deliberante que se exija “al Departamento Ejecutivo Nacional que aumente los subsidios de modo que permita equiparar las tarifas con las vigentes en el área metropolitana e instruirlo para que tome las medidas necesarias para lograrlo por las vías administrativas y judiciales que correspondan”.

El proyecto presentado por los estudiantes busca la derogación del inciso J del acta acuerdo aprobada como anexo I de la Ordenanza Número 8.570 del año 2006, como así también la derogación del artículo 3 del Decreto Número 1.296/08, restituyendo la escala tarifaria anterior, a partir de las cero del 1º de noviembre del corriente.

En sus fundamentos, la iniciativa establece que “el aumento de la tarifa del colectivo urbano ha impactado negativamente en la comunidad en general y, particularmente, en el estudiantado vivo y activo de la ciudad; que proviene muchas veces de las franjas poblacionales más golpeadas por la realidad económica”.

En ese sentido, menciona estadísticas oficiales para citar que “el 60 por ciento de los menores es pobre y, según datos oficiales del Consejo General de Educación difundidos hace pocos días, el 16 por ciento de los chicos de la ciudad, abandona la escuela a causa de la pobreza y/o la necesidad de trabajar”, consignó la agencia APF.

Según los estudiantes, “estos datos son prueba irrefutable de que la medida adoptada por el Departamento Ejecutivo Municipal no es anodina en la vida cotidiana de miles de ciudadanos, cuyos intereses, se supone, debemos preservar”.

En la iniciativa, los estudiantes consideran que “utilizar la inflación como sustento para semejante golpe al bolsillo de tantos usuarios del transporte público es insuficiente, desde el momento que vemos cómo en otros distritos, la salida del problema planteado no se da por vías de tarifas sino por el camino de los subsidios del Estado, que alivian y preservan, a la vez que garantizan la prestación del servicio”.

A su vez, sostienen que “decisiones de semejante trascendencia no pueden recaer en voluntades individuales. El Departamento Ejecutivo Municipal desatendió la representación ciudadana que significa el Concejo Deliberante y tampoco convocó a audiencia pública para escuchar la opinión ciudadana sobre este tema tan crucial. Si el Ejecutivo interpretó en la Mesa de Transporte esta representación, pues no le podemos negar el derecho a implementar otras instancias de consulta que crea conveniente, pero es imposible ignorar el rol que deben jugar este Concejo y las audiencias públicas como espacios instituidos para tratar estos temas”, apuntaron los estudiantes.

En este marco, los estudiantes entienden que “el Concejo Deliberante debe retomar y asumir nuevamente la atribución –que nunca debió delegar– respecto del transporte público de pasajeros en base al cual funciona una buena parte de la vida social, cultural y económica de la ciudad, por ser función propia de éste, de acuerdo a la Ley Orgánica de Municipios y, fundamentalmente, por el debate amplio, democrático, representativo que el tema merece y este Concejo Deliberante está en mejores condiciones de garantizar, más que cualquier autoridad ejecutiva o funcionario individual”.

“Como estas condiciones no se han dado, es que también buscamos suspender el aumento, en la convicción que esta acción no pone en riesgo ni la estabilidad económica de la empresa, ni la prestación del servicio; pero sí atiende la situación de gran cantidad de usuarios a quienes el aumento les convirtió el transporte público en un servicio inaccesible”, remarcaron los estudiantes en el proyecto presentado.

Finalmente, advierten que “el aumento de la tarifa no se corresponde para nada con la situación de la prestación del servicio, y que es responsabilidad del Estado defender los intereses de los usuarios mediante la exigencia a las empresas de las mejoras continuas del servicio, cuestión que no se viene dando”.

Comentá la nota