Estudiantes juntaron en un mes 662 kgs. de residuos plático para reciclar

Bajo la consigna 'Separar para reciclar esta en tus manos' estudiantes de la ciudad Capital y del Gran San Miguel de Tucumán lograron juntar en un mes 662 kg residuos de plásticos que serán reciclados contribuyendo al cuidado del medio ambiente.
Las actividades se realizan en el marco del programa internacional "Urbal III" que desarrolla la municipalidad capitalina luego de haber sido elegida por la Unión Europea para llevarlo a cabo en Sudamérica. En esta parte del continente únicamente se realiza un trabajo similar en el municipio del Norte Paceño Tropical, Bolivia.

Hoy 360 alumnos del colegio San Patricio entregaron a una comercializadora 78 kg residuos de plásticos a cambio de dinero que será utilizado para salvar los gastos de mantenimiento de los tachos donde se depositan los residuos, y comprar las bolsas para colocar los PET, entre otros. Anteriormente, por ejemplo, alumnos de la Fundación Espíritu Santo, para personas con capacidades especiales, entregaron 294 kg de plásticos. También participan de la iniciativa el Colegio Parroquial Nuestra Señora de Villa Luján y la Escuela Municipal Gabriela Mistral, entre otras instituciones.

Los colegios forman parte de las 14 instituciones que actualmente participan del proyecto "Proyecto Urbal III: La intermunicipalidad como herramienta para la Gestión Integral de Residuos y para la Cohesión Social y Territorial" que promueve la UE. El Subsecretario de Planificación Urbana Luis Lobo Chaklián destacó que "hasta diciembre de este año está previsto sumar al proyecto a 20 instituciones, entre colegios y ONGs, involucrando a casi 10.700 niños y jóvenes que contribuirán a construir una ciudad más limpia".

En el colegio San Patricio los estudiantes lograron juntar en una semana 55 kg de PET cristal, 10 Kg de PET verde, 6 kg de soplado (polietileno de alta densidad como botellas de shampoo), 5 kg de tapitas y 2 kg de film color (bolsas). Además, los chicos del tercero de polimodal encargados de ejecutar la campaña, desarrollaron estrategias de comunicación para motivar al resto de los alumnos del colegio a colaborar. "El objetivo es que nuestros compañeros enseñen en sus casas y grupo de amigos el habito de clasificar los residuos para ser reciclados", explicó Barbara Bach integrante del equipo ejecutor del proyecto.

El proyecto es parte del Plan Estratégico elaborado por la municipalidad de San Miguel de Tucumán, para construir y revalorizar San Miguel de Tucumán de manera que las generaciones futuras disfruten de una ciudad que tenga una mejor calidad ambiental.

Comentá la nota